Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi regresa a números negros pero mantiene la salvedad del auditor

31 ago 2010 - 00:00

Modaes.- La textil catalana Dogi, que el pasado 19 de julio levantó el concurso de acreedores, abandona los números rojos. A pesar de ello, el auditor mantiene la salvedad sobre el futuro de la compañía, según el informe del primer semestre enviado ayer a la CNMV.La empresa, dedicada a la fabricación de tejidos elásticos, ha cerrado el primer semestre del ejercicio con un resultado de 19,4 millones de euros. Esta cifra contrasta con las pérdidas de 25,6 millones de euros registradas en el mismo periodo del año anterior. La compañía, controlada por la familia Domènech y cuya cotización en bolsa continúa suspendida, ha contabilizado como ingresos financieros las quitas pactadas en el convenio de acreedores. Así, el resultado bruto de explotación del grupo (ebitda) se mantiene en cifras negativas, con unas pérdidas de 36.000 euros, lejos de los 5,14 millones de euros de la primera mitad de 2009. Dogi ha logrado también que sus ventas regresen a la senda positiva. La empresa ha registrado una cifra de negocio de 33,94 millones de euros durante los seis primeros meses de 2010, un 2% que en el primer semestre de 2009. La evolución en las plantas de Estados Unidos y China ha compensado la “debilidad” de las ventas de España.A pesar de que Dogi comienza a mostrar síntomas de recuperación, el auditor considera que existen interrogantes derivados de la crisis, la lenta recuperación del mercado de tejidos para ropa interior y baño, así como la mala imagen que ha generado el concurso de acreedores. La textil está pendiente de la concesión de un crédito de 1,5 millones de euros por parte del organismo público Institut Català de Finances (ICF), que, según Dogi, permitirá asegurar la solvencia de la empresa a largo plazo. Por otro lado, el grupo plantea llevar a cabo una ampliación de capital para reequilibrar sus fondos propios o bien incorporar a un nuevo accionista mayoritario que inyecte liquidez a la sociedad. En septiembre, Dogi convocará una junta de accionistas extraordinaria en la que se aprobarán las medidas de reequilibrio de fondos propios.