Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi reduce sus pérdidas un 80% y espera al levantamiento del concurso

14 may 2010 - 00:00

Modaes.- La textil catalana Dogi, especializada en la fabricación de tejidos elásticos, comienza a ver los resultados de su plan de reestructuración. La compañía, que presentó concurso de acreedores en mayo de 2009, ha cerrado el primer trimestre del año con unas pérdidas de 6,86 millones de euros, lo que representa una reducción de cerca del 80% respecto al mismo periodo del año pasado.Dogi está a la espera de que el juez emita auto proclamando el levantamiento de la situación concursal, después de que la compañía haya logrado la adhesión de más del 76% de los acreedores al convenio anticipado. La compañía, controlada por la familia Domènech, ha logrado incrementar sus ventas un 2,6%, hasta 17,32 millones de euros. Según ha explicado la empresa a la CNMV, la evolución del negocio en el primer trimestre se ha visto afectada por “la debilidad de la demanda en Europa, con una reducción del 7,8% respecto al mismo periodo de 2009”. En Asia, en cambio, “se aprecia una clara mejoría de la actividad comercial, con un incremento de ventas superior al 24%”, según Diogi. La textil sostiene que la aplicación del plan de reestructuración está permitiendo recuperar la actividad. Si bien en China la empresa ha conseguido superar los objetivos del plan de viabilidad, en España está “limitado únicamente por la debilidad de la demanda que impide alcanzar el margen de contribución necesario para equilibrar las partidas de gastos presupuestadas”. Por esta razón, el grupo ha acordado con sus trabajadores un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal de hasta 50 días. La compañía asegura que la matriz y cada una de sus filiales están cumpliendo “puntualmente” con todos sus compromisos financieros. Dogi explica que está ultimando la firma de un plan de financiación de la compañía a medio y largo plazo. Entre las principales medidas del plan figura la solicitud de “ampliación de financiación al Institut Català de Finances (ICF) por valor de 1,5 millones de euros”.