Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi levanta el concurso

23 jul 2010 - 00:00

Modaes.- Alrededor de un año y dos meses después, la textil Dogi International Fabrics, especializada en la producción de tejidos elásticos, ha salido de los juzgados. La compañía informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que el juez titular del Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona anunció el levantamiento del concurso de acreedores el pasado 19 de julio.El juez ha dado por finalizado el proceso concursal tras la adhesión a la propuesta del 77,3% de los acreedores de Dogi, que suman una deuda total de 25,4 millones de euros. La textil, cuya cotización en bolsa está suspendida desde hace más de un año, presentó la antigua suspensión de pagos con un pasivo de 45,26 millones de euros. Dogi se vio obligada a presentar concurso de acreedores por la caída de las ventas experimentada entre finales de 2008 y principios de 2009, una estructura de costes excesiva y la restricción del crédito por parte de las entidades financieras. El levantamiento del proceso traerá consigo la concesión de un préstamo de 1,5 millones de euros por parte del Institut Català de Finances (ICF), tal y como explicó el consejero delegado de la textil, Jordi Torras, en la junta de accionistas del pasado junio.El préstamo del órgano crediticio de la Generalitat de Cataluña garantizará la viabilidad de la compañía durante dieciocho meses. Durante el último año, la empresa ha puesto en marcha un plan de reestructuración, que ha supuesto la venta de filiales (de momento sólo la de Sri Lanka) y desinversiones, así como la reducción de su plantilla, con la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) el pasado octubre y el despido de 74 trabajadores en España. La compañía se centra ahora en la búsqueda de nuevos recursos para continuar adelante. Tal y como se detalló en la última junta de accionistas, entre las opciones que se plantean figuran recurrir al mercado e incorporar nuevos socios de referencia. Dogi, controla por la familia Domènech (fundadora de la empresa), cerró el ejercicio 2009 con unas pérdidas de 39,3 millones de euros y una cifra de negocio de 66 millones de euros, frente a los números rojos de 59,2 millones y las ventas de 117 millones de euros de un año antes. Las previsiones del grupo pasan por regresar a beneficios en 2010.