Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi acuerda despedir al 23% de su plantilla de Barcelona

25 sep 2009 - 00:00

Los trabajadores de la textil Dogi International Fabrics comienzan a ver las cosas claras. Tras meses de incertidumbre, la compañía comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha alcanzado un acuerdo con el comité de empresa para despedir al 23% de su plantilla de El Masnou (Barcelona). Dogi, uno de los principales productores del mundo de tejidos elásticos, rescindirá los contratos de 74 trabajadores, frente a los 90 previstos inicialmente. La empresa presentó concurso de acreedores el pasado mayo al no poder hacer frente a sus deudas. El acuerdo ya ha recibido el visto bueno de la administración concursal y será sometido ahora a la aprobación del Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona.Los despidos, que se llevarán a cabo mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) que supondrá indemnizaciones de veinte días de salario por año trabajado, forman parte del plan de viabilidad de la empresa. Dogi se ha marcado el objetivo de deshacerse de participaciones no estratégicas y reducir su plantilla en Barcelona y en China. Con plantas en Europa, Asia y América, Dogi lleva cinco años en números rojos a pesar de contar entre sus clientes a las principales marcas de ropa interior del mundo. La empresa, que perdió 55 millones de euros en 2008, se ha desprendido ya de parte del capital de su planta de Sri Lanka, donde cuenta con un socio local. La compañía, que nació en 1954, cuenta con una capacidad de producción de 34 millones de metros anuales de tejidos elásticos para moda íntima, deporte y baño. Dogi presentó concurso de acreedores con un pasivo de 42 millones de euros, 28 millones de euros de los cuales corresponden a deuda con las entidades financieras. La textil, que confía en llegar a un acuerdo con sus acreedores a final de año, tenía activos por 127,6 millones de euros a cierre de 2008.