Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Ene 202101:48

Diesel se alía con una batería de diseñadores para acelerar el ritmo de sus colecciones

La compañía italiana de denim sigue así los pasos de otros grupos como Tod’s y Moncler, que han emprendido iniciativas similares en 2018. El primero de los diseñadores con los que trabajará Diesel será el neoyorkino Shayne Oliver, cofundador de Hood by Air.
28 Feb 2018 — 10:01
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Diesel se alía con una batería de diseñadores para acelerar el ritmo de sus colecciones

 

 

Diesel intensifica la rotación de colecciones para elevar ventas. La empresa italiana, propiedad del grupo OTB, ha lanzado una batería de colaboraciones con diseñadores internacionales, que serán distribuidas de la mano de retailers seleccionados. La empresa se suma así a las medidas emprendidas por otros grupos como Tod’s y Moncler, que también se han aproximado al ritmo del fast fashion.

 

Red Tag, el proyecto de Diesel, arrancará con una colección cápsula diseñada por el neoyorkino Shayne Oliver, cofundador de Hood by Air. La línea incluirá diez atuendos completos.

 

Marco Agnolin, ex director general de Bershka, es el consejero delegado de Diesel desde diciembre de 2017. El directivo sustituyó en el puesto a Alessandro Bogliolo, que abandonó la empresa el pasado verano para ponerse al frente de Tiffany. También a finales de 2017, Nicola Formichetti, director creativo de la compañía desde 2013, dejó su cargo para focalizarse en el desarrollo de su propia marca.

 

 

 

 

El grupo cambió su estructura el año pasado y decidió concentrar toda la dirección del sur de Europa en Italia, descabezando así la filial española. Apenas unos meses después, el grupo anunció el despido de 37 empleados en sus oficinas centrales, el 6% de su plantilla.

 

OTB, que controla también Maison Margiela y Marni, estancó su cifra de negocio en 2016, con unas ventas de 1.580 millones de euros (1.942 millones de dólares). El beneficio consolidado de la compañía fue de 3,8 millones de euros (4,67 millones de dólares), un 8,5% más que en el ejercicio anterior. 

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...