Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Diesel ficha al director general de Bershka como nuevo consejero delegado

La compañía ha incorporado a Marco Agnolin, que sustituirá en el cargo a Alessandro Bogliolo, quien abandonó el grupo para incorporarse a Tiffany.

P. Riaño / I. P. Gestal

20 dic 2017 - 05:00

Diesel ficha al director general de Bershka como nuevo consejero delegado

 

 

Diesel ficha talento de Inditex. La compañía, propiedad del grupo italiano OTB, ha incorporado a Marco Agnolin, hasta ahora director general de Bershka, como nuevo consejero delegado. El directivo sustituirá en el cargo a Alessandro Bogliolo, quien abandonó el grupo a principios de verano para ponerse al frente de Tiffany.

 

Marco Agnolin, licenciado en Administración de Empresas y máster en gestión de empresas textiles, ha estado vinculado a Inditex durante la última década, aunque cuenta con casi treinta años de trayectoria en el sector.

 

El ejecutivo fichó por el grupo gallego en 2001 como responsable de la empresa para el mercado italiano, coincidiendo con el desembarco de Inditex en el país de la mano de Percassi.

 

En 2011, Agnolin se trasladó a España para ponerse al frente de Bershka, tras el ascenso de Oscar Pérez Marcote a director general de Zara. Agnolin ha pilotado desde entonces el desarrollo de la cadena, la segunda mayor del grupo tanto por tiendas como por volumen de negocio.

 

 

 

 

Además, el ejecutivo ha pilotado este año uno de los grandes hitos de la empresa, su desembarco en Estados Unidos, donde aterrizó en septiembre con una tienda efímera en Nueva York. Agnolin será sustituido al frente de Bershka por Antonio Flórez, quien, igual que él, procede de la dirección italiana de Inditex.

 

En Diesel, Agnolin será el encargado de liderar una nueva etapa del grupo, que se encuentra en plena reorganización. La empresa, que copa el 60% de la cifra de negocio de OTB, emprendió el año pasado un plan de reposicionamiento para acercarse más al lujo.

 

 

 

 

Desde entonces, Diesel ha reorganizado su equipo directivo, con la salida primero de su consejero delegado, Alessandro Bigoglio, que fichó por Tiffany después cuatro años en la compañía, y después de su director creativo, Nicola Formichetti, quien también estaba en Diesel desde 2013.  

 

En paralelo, la compañía ha cambiado su estructura, y decidió a principios de año concentrar toda la dirección del sur de Europa en Italia, descabezando así la filial española. Apenas unos meses después, el grupo anunció el despido de 37 de sus empleados en sus oficinas centrales, el 6% de su plantilla.

 

OTB, que controla también Maison Margiela y Marni, estancó su cifra de negocio en 2016, con unas ventas de 1.580 millones de euros. El beneficio consolidado de la compañía fue de 3,8 millones de euros, un 8,5% más que en el ejercicio anterior.