Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Desigual reordena su cúpula para preparar la salida de Manel Adell

P. Riaño

21 jul 2012 - 07:00

Traspaso de fuerzas en la cúpula de Desigual. La compañía catalana ha reordenado su equipo directivo tras el anuncio de la salida de la empresa del consejero delegado, Manel Adell, que se hará efectiva el 1 de enero de 2013. Manuel Jadraque, hasta ahora director de operaciones de la empresa, se convierte en director general a la espera del fichaje de un nuevo consejero delegado.

 

Formado en el Instituto de Empresa (IE) y en la Universidad de Barcelona, Jadraque se incorporó a Desigual en 2004 como director de producto y operaciones. Previamente, el ejecutivo había trabajado en Loewe como director de compras y planificación y como responsable de operaciones en Louis Vuitton.

 

Thomas Meyer, fundador de la empresa, asumirá, por su parte, el cargo de consejero delegado que abandona Manel Adell. Fuentes de la empresa han explicado a Modaes.es que la compañía tiene previsto el fichaje de un nuevo consejero delegado, si bien no existe todavía ningún proceso abierto.

 

La salida de Adell, responsable del gran crecimiento registrado por Desigual en la última década, supondrá también una remodelación del accionariado de la compañía. El hasta ahora consejero delegado controla el 30% del capital, mientras Thomas Meyer posee el 70% restantes.

 

Durante los próximos meses, el fundador de la empresa recuperará el cien por cien del capital de Desigual al recomprar las acciones de Adell. Este proceso estará finalizado antes de que termine el ejercicio en curso.

 

Razones de la salida

La versión oficial de la empresa es que Adell abandona Desigual para “emprender nuevos proyectos profesionales y personales”. Sin embargo, fuentes de la compañía sostienen asimismo que el directivo no tiene tomada una decisión sobre su futuro. Adell no cuenta con inversiones fuera de Desigual, más allá de un pequeño negocio de producción de aceite en Girona con la marca Olirium.

 

Diversas fuentes del sector señalan como razón de la repentina salida de Desigual diferencias en la gestión de la compañía con Thomas Meyer. De hecho, el año pasado, uno de los hermanos del fundador, Christian Meyer, salió de la empresa también por no estar de acuerdo en la gestión de la cadena de moda.

 

“Se ha tomado la mejor decisión para los dos, ha sido una salida consensuada”, explican fuentes de la compañía, que no han negado la existencia de diferencias en “cuestiones concretas”.