Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Decathlon, Douglas y Marypaz se suman a los Ertes, que rebasan los 20.000 empleos

Los últimos en anunciar la medida han sido H&M y Desigual, que juntos suman 7.350 empleados afectados.

Iria P. Gestal

20 mar 2020 - 05:00

Decathlon, Douglas y Marypaz se suman a los Ertes, que rebasan los 20.000 empleos

 

 

Sigue el goteo de Ertes en el negocio de la moda. Cuando está a punto de cumplirse una semana desde que se decretó el estado de alarma y el cierre de todos los establecimientos en territorio español, ya son casi una veintena las compañías del sector que han comunicado expedientes de regulación de empleo (Ertes) a sus plantillas y y casi 20.000 los trabajadores afectados. Los últimos han sido, ayer, H&M y Desigual, con 7.350 empleados afectados en total. Inditex, por su parte, ha descartado aplicarlo al menos hasta el 15 de abril, según adelantó ayer Modaes.es

 

En total, los Ertes de moda impactan ya en 17.328 puestos de trabajo, aunque compañías como Bimba y Lola o Roberto Verino no han precisado el alcance de sus expedientes. Douglas, Marypaz, Vivarte y Decathlon también han trasladado ya a sus trabajadores su decisión de acogerse a esta fórmula después del cierre forzado de comercios, aunque ninguna de ellas ha detallado por ahora a cuántas personas afectará la medida ni en qué condiciones.

 

Según fuentes sindicales, de los 2,7 millones de empleos que suma en total el comercio en España, hasta un tercio del empleo en moda podrían verse suspendidos por los Ertes ocasionados por la crisis del coronavirus.

 

 

 

 

Gigantes como Mango o El Corte Inglés continúan evaluando las medidas del Gobierno para determinar una decisión. Mientras, los trabajadores continúan en sus casas con un permiso retribuido y, en el caso de los grandes almacenes, algunos han sido reubicados en el área de alimentación, que en estos días ha sido reforzada ante el aumento de la demanda.

 

Entre los gigantes que sí han presentado ya Ertes, el mayor es el de Tendam, matriz de Cortefiel y Springfield y que afectará a 7.000 personas. Ayer, H&M anunció también la suspensión de 6.000 puestos de trabajo en España, entre tiendas y el almacén logístico en Torrejón, que servía únicamente a los establecimientos.

 

El tercer mayor Erte en moda presentado hasta ahora es el de Liwe Española, que opera con la cadena Inside y que ha presentado un expediente sobre 1.900 trabajadores. Adolfo Domínguez, El Ganso, Bimba y Lola, Roberto Verino y Pompeii son otras de las empresas que también han comunicado un Erte.

 

 

 

 

 

Llueve sobre mojado en la moda española

Entre las últimas empresas en acogerse a esta medida figuran Caroll, propiedad del grupo Vivarte, Marypaz y Douglas. Las tres se encontraban ya en situaciones complicadas, tras superar una reestructuración, un concurso y un ERE, respectivamente.

 

Marypaz fue rescatada a finales del año pasado por el empresario Álvaro Pellón, tras entrar en concurso de acreedores por segunda vez después de que el fondo Black Toro la dejara caer. La venta permitió mantener 700 millones puestos de trabajo y 125 tiendas en España.

Caroll, que opera con 63 corners en El Corte Inglés, es una de las compañías de moda que mantuvo Vivarte después de vender la mayor parte de sus marcas. El año pasado, la empresa abrió su primera tienda en España, ubicada en la calle Claudio Coello de Madrid.

 

Douglas, por su parte, encaró en 2018 un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre 266 trabajadores tras comprar Bodybell y la red de tiendas de Perfumerías If. El año pasado, la empresa propuso un cambio de condiciones laborales que motivó una huelga de dos días, en los que permanecieron cerradas gran parte de las 317 tiendas que el grupo tiene en España. Finalmente, la empresa llegó a un acuerdo con los sindicatos en septiembre.

 

Entre las compañías que también se han acogido al Erte se encuentran Decathlon y Sprinter, dos de los mayores distribuidores de moda deportiva de España. El gigante galo opera con 170 tiendas en el mercado español, donde emplea a 11.800 trabajadores. Sprinter, por su parte, suma más de 150 puntos de venta en España.