Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Oct 201713:48

Empresa

De Offcorss a Baby Fresh: los titanes de la moda infantil en Colombia

El negocio de ropa para niños en el mercado colombiano facturó 6.358 millones de dólares en 2016, constituyéndose en una de las puntas de lanza de la industria textil del país cafetero.  

 
11 Sep 2017 — 03:57
M. Cantini
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

De Offcorss a Baby Fresh: los titanes de la moda infantil que mueven más de 6.000 millones

 

 

La moda infantil se hace grande en Colombia. En el último año, las ventas de dicha categoría alcanzaron los 1.900 millones de pesos colombianos (6.358 millones de dólares) en Colombia, de acuerdo a cifras de Raddar, agencia especializada en consumo.

 

Actualmente, el podio de la moda para niños en el país cafetero tiene como competidores a tres grandes grupos: Offcorss, EPK y Baby Fresh, quienes a través de sus redes comerciales han logrado consolidar su presencia, no sólo en todo el país, sino también en otros países de Latinoamérica.

 

Fundada en 1979, en la ciudad de Medellín, Offcorss opera con una red de distribución de 102 establecimientos monomarca en el país y tiene presencia en tiendas departamentales como Éxito y Flamingo. Según los registros de la Superintendencia de Sociedades de Colombia, la compañía, propiedad de CI Hermeco catapultó un 88,5% sus ganancias en 2016, hasta 3.092,1 millones de pesos colombianos (un millón de dólares). Las ventas del grupo también evolucionaron de manera positiva en el último año, con un avance del 13%, hasta 221.182,5 millones de pesos colombianos (75,5 millones de dólares). 

 

 

Por otro lado, EPK, propiedad del grupo Tcherassi-Janna, opera con una red comercial de sesenta puntos de venta en ciudades como Barranquilla, Medellín y Cali, entre otras.  La empresa espera finalizar su ejercicio 2017 con una cifra de negocio de 250.000 millones de pesos colombianos (86,5 millones de dólares). Para 2022, la compañía proyecta sumar 120 establecimientos en su mercado local.

 

Otro de los grandes competidores de la ropa para niños en el mercado cafetero es Baby Fresh, propiedad de Crystal. La compañía comenzó a operar en 1991 como la línea infantil de Gef, la cadena principal del grupo colombiano. En 2012la empresa inició sus operaciones como marca independiente, especializándose en comercializar prendas para niños de cero a cinco años. Actualmente, Baby Fresh opera con una red de distribución de más treinta puntos de venta Colombia, y para este año proyecta sumar diez establecimientos más. Aunque el grupo no comparte sus datos de facturación, a cierre de su ejercicio 2016 la empresa obtuvo un crecimiento del 12%.

 

 

Baby Fresh, propiedad del conglomerado Crystal, opera con una red de 30 puntos de venta en Colombia

 

 

Colombia cuenta con otras compañías locales que también buscan consolidar su presencia en el país y así ganar posiciones en el mercado. Con cuatro décadas de trayectoria, Polito inició sus operaciones como fabricante de prendas de vestir para niños que comenzó a distribuir en locales multimarca. Desde hace seis años, Polito dio un giro a su negocio y se centró en el retail y hoy cuenta más treinta tiendas en Colombia y proyecta romper la barrera del centenar de establecimientos en 2021.

El gigante de la moda masculina Arturo Calle apostó por el mercado infantil en 2014, cuando puso en marcha su cadena Kids, especializada en ropa para niños de tres a diez años. En sus tres años de funcionamiento, la marca ya opera con una decena de tiendas ubicadas en las ciudades de Bogotá, Cali y Neiva, entre otras.

 

 

El campo de juego de la moda infantil en Colombia tiene también a competidores internacionales. Recientemente, compañías como ZKids o Pilli Carrera han puesto sus ojos en el mercado cafetero, iniciando sus planes de expansión en el país, con la puesta en marcha de sus primeros puntos de venta en Bogotá.

 

La francesa Kidiliz Group, séptimo distribuidor de moda infantil en el mundo, comenzó a operar en el mercado cafetero con su cadena Z Kids, el año pasado. Actualmente, la compañía suma siete establecimientos en Bogotá y Barranquilla y proyecta abrir sesenta puntos de venta en Colombia en los próximos cinco años.

 

A comienzos de 2017, la española Pili Carrera desembarcó en Colombia, con la puesta en marcha de su primer establecimiento ubicada en el centro comercial Andino, en la capital colombiana.  Recientemente, Mango inició una ofensiva en el mercado colombiano con la puesta en marcha de tres macrotiendas ubicadas en los complejos Fontanar y Parque la Colina, en Bogotá y Viva Barranquilla, en la ciudad caribeña, donde su cadena Kids cobra un protagonismo especial. 

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...