Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

David Valls, el ‘hijo pródigo’ de Punto Blanco

24 mar 2011 - 00:00

Modaes.- David Valls, la histórica firma catalana que desapareció del mercado en 2007 por la retirada de su fundador, vuelve a sus orígenes. La enseña, relanzada ahora por la hija del diseñador (Ingrid Valls), regresa a las tiendas de la mano de Punto Blanco, la compañía controlada por la familia Valls, de la cual el creador se separó para emprender su proyecto en solitario.

El diseñador es el cuarto de los seis hijos del fundador de Industrias Valls (matriz de Punto Blanco), Manuel Valls. David Valls, conocido por su dominio del punto, estudió Administración de Empresas en Esade y a los 22 años se puso al frente de una filial de Punto Blanco. A los 28 años, David Valls abandonó la empresa familiar para poner en marcha su propia firma.

 

En 2007, David Valls puso fin a una trayectoria de 25 años en el sector de la moda, tras lanzar al mercado un total de cien colecciones. En 2009, la hija del diseñador, el propio David Valls y Rodrigo Ávila decidieron resucitar la marca. La firma mantiene su sede en Igualada, en Barcelona, y subcontrata su producción a diferentes talleres catalanes.

 

Tras abrir el año pasado su primer establecimiento, ubicado en Girona, la firma ha creado una colección que se venderá en las tiendas de Punto Blanco de Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid, Murcia y Vigo. La línea está formada por chaquetas, jerséis y vestidos caracterizados por el minimalismo de David Valls que, junto a su hija, se hace cargo de las tareas de diseño.

 

Punto Blanco, fundada en 1948, pertenece a Industrias Valls, una de las seis empresas de Corporación Empresarial Valls, que opera en el sector textil y de las artes gráficas. Dedicada inicialmente a la producción de calcetines, Punto Blanco ha diversificado con el lanzamiento de ropa interior y hoy en día cuenta con una red de trece tiendas propias en España.