Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Custo Barcelona se queda sin socio: rompe con Aeffe dos años después

El grupo italiano, a través de su filial Velmar, se hizo con la licencia de producción y distribución con la compañía de los hermanos Dalmau y trazó un plan estratégico truncado por la pandemia.

Iria P. Gestal

30 nov 2021 - 05:00

Custo Barcelona se queda sin socio: rompe con Aeffe dos años después

 

 

Era la gran oportunidad para relanzar Custo Barcelona, pero ha terminado casi antes de empezar. La compañía italiana Aeffe, dueña de Moschino, ha roto el acuerdo de licencia que mantenía desde 2019 con la empresa de los hermanos Dalmau, según han confirmado desde la compañía a Modaes.es.

 

El acuerdo se firmó a través de la sociedad Velmar, controlada por Aeffe y que gestiona también la marca de Chiara Ferragni y algunas líneas de Moschino. La licencia contemplaba la producción y distribución a escala global y suponía el traslado de la sede de Custo a Rimini (Italia), aunque el departamento creativo se mantenía en Barcelona.

 

Velmar llegó a desarrollar y comercializar las colecciones de primavera-verano y otoño-invierno 2020, en plena pandemia, pero finalizó el contrato a finales de año. Desde Custo Barcelona no han precisado cuál será el futuro de la firma tras la finalización del acuerdo.

 

 

 

 

El plan inicial pasaba por relanzar la marca con el objetivo de llegar a un público más joven, mejorando la calidad y firmando acuerdos selectivos de distribución para impulsar su expansión internacional con unos 300 establecimientos en todo el mundo.

 

Fundada en 1997, Custo Barcelona llevaba tiempo en negociaciones para encontrar un inversor que ayudase a relanzar la marca. En los últimos años, el grupo, que dejó de presentar cuentas en el Registro Mercantil, ha reducido notablemente su red de distribución con el cierre de algunos de sus flagship stores, como el de Las Ramblas, en Barcelona.

 

Actualmente, la empresa opera con sólo dos tiendas en Palma de Mallorca y Barcelona. Tras romper con Aeffe, la empresa ha vuelto a subirse a la pasarela y ha desfilado en 080 Barcelona Fashion y en Nueva York, a través de la plataforma Fashion Designers of Latin America.

 

 

Aeffe, ofensiva en España

Pese a romper con Custo Barcelona, Aeffe se encuentra en plena ofensiva en el mercado español. La compañía italiana acaba de constituir una filial en el país, Aeffe Spagna, que cuenta con un capital social de 320.000 euros, según consta en el Registro Mercantil.

 

La sociedad tiene su domicilio social en el número 14 de la avenida Pau Casals, en Barcelona, y depende directamente de la matriz italiana, Aeffe Spa. Hasta ahora, la principal marca del grupo, Moschino, opera en España de la mano de la distribuidora Golf, que gestiona el canal multimarca y la comunicación. La marca tiene una presencia reducida en retail, con una red de sólo diez tiendas en Capri, Milán, Roma, Londres, Nueva York, París y en Seúl, Pusan y Daegu (Corea del Sur).

 

Aeffe, que controla también las marcas Alberta Ferretti, Philosophy di Lorenzo Serafini y Pollini, cotiza en la bolsa de Milán y cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 279,6 millones de euros, un 22,6% menos que el año anterior. El Covid-19 arrastró a la empresa a pérdidas, que ascendieron a 23,4 millones.