Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Custo Barcelona, a contracorriente: crecimiento del 5% en 2009

7 abr 2010 - 00:00

Modaes.- Custo de Barcelona, una de las firmas españolas de moda con mayor reconocimiento internacional, ha logrado salir airosa del complicado ejercicio 2009. Pese a la caída global en el consumo, la compañía ha cerrado el año con una cifra de negocio consolidada de 84 millones de euros, frente a los 80 millones de euros del año anterior.La compañía experimentó así un crecimiento del 5% a lo largo del 2009, según publicó ayer WWD a partir de datos facilitados por Custo Dalmau, co propietario de la empresa. Custo Barcelona, que no consolida los resultados de las diferentes sociedades, atribuye este crecimiento a las aperturas realizadas durante el último año. Estos buenos resultados se producen en un año complicado para la firma de moda, fundada en los años ochenta por los hermanos Custo y David Dalmau. El pasado febrero salió a la luz la petición de la Fiscalía de Barcelona de penas de prisión para varios responsables de la empresa por haber comercializado prendas con estampados propiedad de Warner Bros. Custo Barcelona, que se encuentra en pleno proceso de reestructuración de sus diferentes sociedades (las principales de las cuales son Blue Tower y Ministry of Sales), sostiene que las ventas han crecido incluso en España, uno de los mercados más dañados por la crisis económica. La empresa abrió tiendas en Barcelona, San Sebastián y Lanzarote durante el año pasado e introdujo su primera colección infantil. La compañía, que el pasado febrero despidió a su consejero delegado, Vicenç Martí, cuenta con una red de setenta establecimientos propios y franquicias en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica, Asia y Oriente Medio. La empresa, que asegura que no ha cerrado ningún punto de venta, se centra ahora en Oriente Medio y Latinoamérica como vías de crecimiento a corto plazo. Una de las medidas introducidas por Custo Barcelona para plantar cara a la coyuntura económica ha sido una reorganización de su actividad productiva para controlar costes. Aunque parte de la fabricación se mantiene aún en Italia y Portugal, la empresa se está desplazando a países como Tailandia, Vietnam, India, Marruecos y Perú, con costes más bajos.