Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Cuando la crisis encontró a Gaultier

8 sep 2010 - 00:00

C. Pareja.- Cuando la crisis llama a tu puerta, más vale estar preparado y dejar la exclusividad para más adelante. Eso es lo que ha debido pensar Jean Paul Gaultier, que está preparando una colección cápsula para una segunda línea que será presentada en el marco de la Semana de la Moda de París.El encargado de producir las nuevas prendas del diseñador francés será GFM Industries, que también elabora la línea Anglomania de Vivienne Westwood. La colección se compondrá de aproximadamente sesenta prendas y “deberá guardar el espíritu de la primera línea”, tal y como ha asegurado la empresa. Pero Gaultier no es el único diseñador de alta costura que debe dejar de lado sus ideales y lanzarse a diseñar para la masa. La semana pasada, Lanvin anunció una colaboración con H&M. Alber Elbaz, cuya máxima es vestir a gente de alto nivel adquisitivo, aseguró que nunca diseñaría una segunda línea de bajo coste para la masa. Touché. Versus, de Versace; Marc by Marc Jacobs, del diseñador Marc Jacobs; o D&G, del dúo de diseñadores italianos Dolce&Gabbana, son marcas que están al alcance de un público con un nivel adquisitivo más bajo y que desde hace ya varios años se comercializan dando buenos resultados a sus propietarios. En España la estrategia se repite. Rosa Clará, diseñadora de vestidos de novia con sede en L´Hopitalet de Llobregat (Barcelona), es conocida por vestir a un centenar de celebridades españolas. Para poder abarcar más mercado y llegar a otro tipo de público lanzó Two Collection, en la que se encuentran diseños a un coste más bajo que el de su primera línea. Igual ha pasado con José Castro, que el pasado mayo firmó un acuerdo con la empresa Pontemoda Difusion, que opera con la marca Siempreesviernes, para lanzar una segunda línea, que ya ha sido presentada en la Valencia Fashion Week.