Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Cóndor roza niveles pre-Covid y se apoya en la internacionalización

La empresa de calcetería, que mantiene toda su producción en su fábrica de Arenys de Mar (Barcelona) genera la mitad de las ventas en el extranjero y ha alcanzado récords de venta en la mayoría de países en los que está presente. 

I. P. G.

23 dic 2021 - 04:58

Tienda de Cóndor en Barcelona

 

 

Cóndor pasa página de la pandemia. La compañía española de calcetería infantil, propiedad de la familia Valls y liderada por Roser Ramos, prevé cerrar el ejercicio 2021 en niveles muy próximos a los de 2019, con ventas récord en buena parte de los países extranjeros en los que opera. 

 

La compañía rozará este año las ventas prepandemia, de 18 millones de euros, recuperándose así tras el descenso del 15% registrado en 2020. La empresa genera ya el 50% de su facturación en el extranjero y está presente en sesenta países.

 

En buena parte de ellos, la empresa ha alcanzado máximos históricos, con crecimientos particularmente altos en europeos como Italia, Dinamarca, Bélgica y Francia y en otros como China, Israel o Chile.

 

El canal retail también ha crecido “considerablemente”, explican desde Cóndor, pese a haber abierto sólo una tienda durante el último ejercicio, ubicada en el centro comercial L’illa Diagonal de Barcelona. 

 

 

 

 

La empresa, que opera actualmente con una decena de establecimiento (entre propios, franquicias y outlets), prevé realizar dos o tres aperturas más durante el próximo ejercicio. 

Mantener la fabricación en su totalidad en España nos hace ser más fuertes y poder mover las necesidades de la demanda en cada momento”, subrayan desde la empresa, que mantiene toda su producción en su fábrica de Arenys de Mar (Barcelona).

 

Desde julio, la empresa ha contratado a 22 personas para su formación, con el objetivo de cubrir jubilaciones, y suplir el gran desafío de la industria: captar personal formado para tareas como la mecánica o la tejeduría. 

 

La fábrica de Cóndor, que cuenta con una plantilla de 200 empleados, tiene una capacidad anual de 750.000 docenas de calcetines al año. La marca, fundada en 1898, es propiedad de Aretex. Este forma parte, a su vez, de Industrias Valls, uno de los grupos industriales del textil catalán de mayor trayectoria.