Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Coach inicia su entrada en Europa de la mano de Pepe Jeans

13 oct 2010 - 00:00

Modaes.- Los complementos de Coach ya tienen fecha y lugar para su desembarco en Europa. La compañía pondrá en marcha la próxima primavera un establecimiento en el centro comercial Westfield White City de Londres y, en verano, en la calle New Bond Street. Coach abrirá así sus primeras tiendas en Europa, un proyecto que desarrolla de la mano del grupo de origen británico Hackett, propiedad de la española Pepe Jeans.Los planes de la empresa pasan por la apertura de entre diez y quince establecimientos en Reino Unido durante los próximos tres años. El crecimiento de Coach en Reino Unido forma parte del plan trazado por la empresa junto a Hackett, que también contempla la entrada en España, Portugal e Irlanda. En España, el estreno de la marca ha tenido lugar en El Corte Inglés, donde ha abierto un espacio de venta en Madrid. Según la compañía, el establecimiento de El Corte Inglés generó 9.000 euros de facturación el día de su apertura, la semana pasada. Antes del próximo junio, la compañía tiene previsto contar con cinco tiendas más dentro de los grandes almacenes españoles, cuatro de ellas en España y una, en Portugal. Coach, que registró unas ventas de 3.610 millones de dólares (2.606 millones de euros) en el ejercicio 2010 (concluido el pasado julio), se ha marcado el objetivo de que su negocio en Europa alcance un volumen de negocio de 250 millones de dólares (180,5 millones de euros) en un plazo de cinco años. Fundada en Nueva York en 1941, Coach está presente en 900 grandes almacenes de Estados Unidos y 159 del resto del mundo y cuenta con tiendas propias en veinte países. Pepe Jeans, por su parte, cerró el pasado marzo su último ejercicio fiscal con un facturación de 347,3 millones de euros, en línea con la cifra del año anterior. La empresa se encuentra en pleno proceso de crecimiento, después de reforzar su capital el pasado agosto con la entrada de Artá Capital (Mercapital y familia March) y L Capital (fondo controlado por LVMH), que tomaron el 27,9% de Pepe Jeans por 85 millones de euros.