Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Clothify acelera tras cambiar de nombre y prepara una nueva ronda para 2022

La start up española, impulsada por Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, planea incrementar su facturación exponencialmente hasta el próximo verano y abrir una nueva ronda en el tercer trimestre de 2022.

Ainoa Erdozain

5 ene 2022 - 04:56

Equipo de Newe, antigua Clothify

 

 

La antigua Clothify capitaliza la explosión del alquiler. La start up española, especializada en la gestión del alquiler de prendas para terceros y respaldada por Lanzadera, prepara una nueva ronda en el tercer trimestre de 2022 para impulsar su internacionalización, según comenta Pablo Candau, consejero delegado de Newe, antiguamente Clothify, a Modaes.es. La compañía no ha comunicado la cifra prevista de la ronda.

 

Pablo Candau y Ramón Borruel, fundadores de Newe, cuentan con el 82% de la compañía, junto a sus tres socios, Ruth Ruso, Juan Miguel Dicenta e Inmaculada Quintanilla. El resto, está en manos de sus socios inversores, entre los que se encuentran el venture capital Draper B1 y Aurorial, el vehículo de inversión de PcComponentes, uno de los mayores clientes de la empresa; además de empresarios como Clemente Hernández, exdirectivo de Loewe o Aristocrazy, y Betty Lepina, ex directora de ecommerce en Adolfo Domínguez.

 

La empresa nació en 2020 con el nombre de Clothify, inspirada en el modelo de negocio de Rent the Runway en Estados Unidos o Ecodicta en Europa. A principios de 2021, tras entrar en Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, presidente de Mercadona, la compañía evolucionó su modelo de negocio, realizó un rebranding y amplió su oferta para empresas de otros sectores. Ahora, Newe cuenta con una cartera de ocho marcas y trabaja en base a cuatro divisiones: moda, tecnología, deporte y puericultura.

 

El pasado septiembre, Newe levantó 175.000 euros con el objetivo de reforzar su equipo en las áreas de tecnología y ventas. Actualmente, la start up cuenta con nueve empleados y, en los próximos meses, espera contar con hasta 22 personas. La compañía está ubicada en las oficinas de Lanzadera, en Valencia, y también cuenta con oficinas en Barcelona. Parte del equipo tecnológico se encuentra en Andalucía.

 

De cara a dar el salto internacional, la start up ha lanzado una prueba piloto con una marca de moda holandesa y planea escalar su negocio con otra marca portuguesa para decidir, próximamente, en qué nuevos mercados poner el pie.

 

 

 

 

La empresa opera como Software as a Service (SaaS) por uso, integrándose en los ecommerce de los retailers para ofrecer el servicio de alquiler de sus productos a través de sus principales canales de distribución. Newe también gestiona tanto la logística directa como la inversa, se encarga de la higienización de las prendas y de comprobar la calidad de los productos, cobrando entre un 12% y un 15% de la facturación bruta que se registra dentro de la plataforma de alquiler.

 

“Hay marcas que usan nuestro servicio como modelo de negocio, y otras, para rentabilizar el stock sobrante de temporadas pasadas”, comenta Candau. “La estrategia del retailer es individual, pero el modelo de gestión que aplicamos es el mismo”, añade.

 

La empresa ya ha cerrado cuatro nuevos contratos para este año y espera comenzar a gestionar el proceso de alquiler con estas empresas entre enero y febrero. Los planes de Newe pasan por ir ampliando todas sus categorías con grandes operadores a lo largo de 2022.

 

La start up planea aumentar su cifra de negocio el próximo verano hasta 70.000 euros. El pasado noviembre, la empresa facturó en torno a 5.000 euros en ventas y, a lo largo del año, fue incrementando sus ingresos cerca del 30% mensualmente.