Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Clarks nombra un consejero delegado cinco meses después de la salida de Víctor Herrero

Jonathan Ram, con treinta años de experiencia en moda en compañías como New Balance, se pondrá al frente del grupo británico de calzado en abril. El español Víctor Herrero abandonó su puesto de consejero delegado en noviembre. 

Modaes

15 mar 2022 - 16:00

Clarks nombra un consejero delegado cinco meses después de la salida de Víctor Herrero

 

 

Clarks encuentra relevo para Víctor Herrero. El grupo británico de calzado ha nombrado nuevo consejero delegado tras la salida del primer ejecutivo el pasado noviembre. Jonathan Ram, con treinta años de experiencia en el sector, se incorporará a la empresa en abril.

 

Ram remplaza al consejero delegado interino, Johnny Chen, que también forma parte del consejo de Clarks y se colocó al frente con la partida de Herrero. Hasta ahora, Ram trabajaba como responsable de la división de moda deportiva de la compañía estadounidense Hanesbrands.


Previamente, el ejecutivo pasó dieciséis años en la cúpula de New Balance, donde gestionó el negocio del grupo en Latinoamérica, Europa, Oriente Próximo y África (Emea) y Norteamérica. Ram fue “indispensable para la transformación, el crecimiento y la rentabilidad” de la empresa en estos mercados, según explica Clarks en un comunicado.

 

El directivo canadiense también ha trabajado en otras empresas de moda como Roots y Richemont y ha pasado por los departamentos de licencia y merchandising de clubes deportivos como la NBA y la Major League Baseball de Canadá.

 

 

 

 

“En los últimos años, Clarks ha implementado una estrategia de transformación para proteger el futuro del negocio, lo cual ha ayudado a mejorar nuestra situación financiera”, ha explicado Colin Li, presidente del grupo británico. El ejecutivo ha añadido que “el nombramiento de Jonathan Ram supondrá una nueva fase en este crecimiento”.

 

Víctor Herrero abandonó su puesto como consejero delegado de Clarks en noviembre de 2021, sólo diez meses después de incorporarse a la empresa. El ejecutivo mantuvo su puesto en el consejo de administración, del que formaba parte desde antes de su nombramiento.

 

Clarks se encuentra inmersa en un plan de reestructuración que pasa por reordenar su red de establecimientos. La empresa ya anunció en mayo su intención de recortar novecientos puestos de trabajo a lo largo de 2021. Los planes de la compañía también pasan por avanzar en digitalización y mejorar su eficiencia.

 

Con sede en Somerset (Inglaterra), Clarks nació en 1825 de la mano de los hermanos James y Cyrus Clarks. Actualmente, la empresa se comercializa en más de cien países y está controlada por LionRock Capital, que la compró en febrero del año pasado por 116 millones de euros.

 

Clarks cerró 2020, los últimos datos disponibles, con una caída del 43%, hasta 775 millones de libras (918,9 millones de euros). La empresa entró en pérdidas, registrando unos números rojos de 70,9 millones de libras (84 millones de euros), frente al beneficio operativo de 46,2 millones de libras (54,8 millones de euros) del ejercicio anterior.