Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Carpisa se consolida en España con la previsión de abrir 40 tiendas hasta 2013

C. Pareja

21 jun 2012 - 13:27

España continúa siendo un mercado objetivo para muchas compañías internacionales. Carpisa, que lleva en el país desde 2008, acelera en su estrategia de expansión y prevé la apertura de cincuenta puntos de venta hasta 2013, tal y como ha explicado Matteo Zambarbieri, director general para España de Pianoforte, a Modaes.es.

 

Carpisa, especializada en complementos, se fundó en 2001 en Italia. Con una red de más de 500 tiendas, Carpisa se unió en 2011 a Yamamay, especializada en moda íntima, y crearon el hólding Pianoforte.

 

Ahora, y tras la creación del grupo empresarial, Carpisa está trazando una nueva estrategia en España. “Antes de que acabe este año abriremos 15 nuevos puntos de venta de Carpisa en las principales ciudades del país –asegura Zambarbieri-; y al finalizar 2013, queremos contar con una red de 50 tiendas en el mercado español”.

 

Carpisa, que alternará la apertura de tiendas propias con franquicias, cuenta en la actualidad con  diez tiendas en el mercado español y presencia en los grandes almacenes El Corte Inglés. Su entrada en España, desarrollada inicialmente a través de shop-in-shops dentro de los grandes almacenes, ha sido, según Zambarbieri, “un éxito”. Es por eso que la compañía planea la apertura de siete nuevos espacios de venta antes de la campaña de navidad.

 

“Al ser un producto de un coste muy asequible, la población española ha acogido muy bien una marca como Carpisa”, explica el directivo. Un bolso de Carpisa tiene un precio de venta al público de, aproximadamente, 29,90 euros.

 

En paralelo a su desarrollo en España, Carpisa también busca nuevas oportunidades en otros mercados. En unas semanas, la empresa pondrá en marcha sus primeros establecimientos en Brasil y Portugal para comprobar el funcionamiento de la marca en estos países.

 

Carpisa registró en 2011 una facturación de 300 millones de euros, mientras que Pianoforte, el grupo propietario de Carpisa y Yamamay, alcanzó una cifra de ventas de 492 millones de euros. Las ventas en España de Carpisa se situaron en cinco millones de euros en 2011.