Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Carla López, la ‘start-up’ gallega que sedujo a Beyoncé

Iria P. Gestal

29 jun 2015 - 04:47

Carla López

 

 

Un proyecto que surgió por casualidad entre dos jóvenes estudiantes gallegas y que ha seducido a una de las divas del pop. Las emprendedoras Emilia Arzúa y Carla López, fundadoras de la marca Carla López, han logrado que uno de sus bolsos cuelgue del hombro de Beyoncé sólo unos meses después de sacar a la venta su primera colección. Ahora, ya fijan su vista en lograr su primer punto de venta en el extranjero.

 

En 2012, Carla López acababa de terminar la carrera de Diseño en la Escuela Mestre Mateo de Santiago y quería comenzar su marca propia. Una amiga la puso en contacto con Emilia Arzúa, graduada en Publicidad por la Universidad de Vigo. Ese mismo año, juntas pusieron en marcha la firma de bolsos que lleva el nombre de la creativa.

 

En agosto del año pasado, la compañía puso a la venta su primera colección a través de la web. Su precio ronda los 400 euros, aunque en julio saldrá a la venta una nueva colección con materiales como pieles y porcelanas que subirán el precio de algunos modelos hasta los 1.000 euros.

 

Además de en su página web, los bolsos de Carla López se distribuyen también en dos showrooms en México y Nueva York, y “el año que viene queremos ir a ferias en París para buscar tiendas fuera de España”, señala Arzua. “Hasta ahora no nos lo planteábamos porque teníamos pocos modelos -apunta-; queríamos tener más recorrido para poder elegir dónde queremos estar”.

 

La estilista de Beyoncé descubrió la enseña gracias a Instagram. “Nos contactó a través de la red social para comprar tres bolsos”, explica Arzúa. “Cuando nos dijo quién era, no nos lo creíamos, hasta que dos meses después vimos las fotos de Beyoncé con uno de los bolsos Carla López en Internet”, añade López.

 

Emiratos Árabes se encuentra entre los mercados más importantes de la compañía, que genera el 45% de la facturación en el extranjero. “En España, el público es bastante marquista, la gente compra por Internet si conoce la marca”, dice Arzúa. “En Emiratos, sin embargo, la gente busca diferenciarse, y cuanto menos conocida es la marca, mejor”, asegura.

 

Hasta ahora, la compañía, que en el mercado internacional compite con firmas como Charlotte Olympia, tenía integrados el diseño y la producción, pero “estamos contactando con talleres para poder externalizar parte del proceso de producción”, apuntan las fundadoras.