Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Caramelo se queda sin novias: Do Rego renuncia a la compra

El juez había adjudicado la marca a Do Rego&Novoa después de que Kosu Nuno, el ganador en la puja, no abonase el medio millón de euros que ofreció por ella.

Iria P. Gestal

27 mar 2019 - 04:54

Caramelo se queda sin novias: Do Rego renuncia a la compra

 

 

Caramelo continúa su viacrucis en los juzgados con cada vez menos pretendientes. Do Rego&Novoa, el adjudicatario de la marca después de la salida de Kosu Nuno del proceso, ha decidido finalmente renunciar a la compra de la misma. La pelota está ahora en el tejado de Kangaroos, quien presentó la tercera mayor oferta.

 

Teníamos un inversor para encarar el relanzamiento de la marca, pero ha pasado demasiado tiempo”, reconoce Roberto do Rego, responsable de la compañía. “Hemos valorado la inversión y finalmente se nos va de presupuesto”, apunta. Do Rego había ofrecido 478.000 euros por Caramelo.

 

Caramelo fue a liquidación en noviembre de 2016, tres años después de superar el concurso de acreedores. Entonces, dio comienzo un largo camino en los juzgados con ofertantes ausentes y críticas por presunta falta de transparencia durante el proceso.

 

 

 

 

El ganador en la puja por la marca fue la compañía vallisoletana de cosmética PostQuam, pero la sociedad Kosu Nuno, el segundo mayor postor, apeló la decisión del juez, que finalmente le dio la razón y le adjudicó la firma.

 

Pero Kosu Nuno nunca abonó el medio millón de euros que había ofrecido por ella y el juez terminó adjudicando la firma a Do Rego&Novoa, quien había presentado la tercera mayor oferta.

 

Retirada la compañía del proceso, el siguiente en la lista es la toledana Kangaroos, que ofreció 468.000 euros por la firma. En los últimos años, la compañía ha tejido con compras un amplio pool de marcas, muchas de ellas rescatadas de los juzgados, como Coronel Tapiocca, Devota&Lomba, El Caballo o Rox y Roc Neige.

 

El trámite ahora sería rápido: el juez debería dictar un auto, pero ya no es necesario que recabe la autorización de los acreedores que contaban con un crédito con privilegio especial, ya que ya lo obtuvo para adjudicar la marca a Do Rego. Kangaroos representa la penúltima oportunidad para Caramelo ya que sólo hay un postor más, Transfleet Europa, que fue la puja más baja con 362.000 euros.