Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Brava Fabrics se refuerza en mujer y pone el foco en cinco millones de euros para 2022

La empresa barcelonesa de moda ha cerrado el ejercicio 2021 con unas ventas de 3,6 millones de euros, un 2,8% más que en 2020. Para este año, sus planes pasan por registrar un ebitda positivo y aumentar en un 38,8% su facturación.

Brava Fabrics se refuerza en mujer y pone el foco en cinco millones de euros para 2022
La empresa tiene pensado retomar sus planes de expansión a partir del año que viene.

Ainoa Erdozain

22 jun 2022 - 05:00

Brava Fabrics mete quinta marcha. La empresa barcelonesa, que nació hace siete años especializada en camisas masculinas estampadas, ha consolidado en los últimos doce meses su línea de mujer, que ha pasado de representar un 5% de la facturación total a generar un 50% de los ingresos de la compañía, ha asegurado Iván Monells, consejero delegado de Brava Fabrics, a Modaes.

 

La empresa cerró el ejercicio 2021 con unas ventas de 3,6 millones de euros, lo que supuso un incremento del 2,8% en su facturación frente a 2020. En lo que va de año, Brava Fabrics está experimentando un crecimiento del 30% en su cifra de negocio y se ha marcado el objetivo de cerrar el ejercicio actual con unas ventas de cinco millones de euros. “Nuestros planes también pasan por seguir registrando un ebitda positivo”, explica Monells.

 

Los orígenes de la compañía se remontan a 2015, cuando fue fundada de la mano de Monells y Ramón Barbero especializada en camisas estampadas para hombre. Desde entonces, la empresa ha diversificado mucho su oferta, que ahora incluye camisería, pantalones, abrigos o jerseys. “Hacemos de todo menos calzado”, apunta el directivo.

 

 

 

 

Brava Fabrics distribuye sus productos a través de una estrategia omnicanal. La empresa opera a través de 250 puntos de venta multimarca a escala internacional, cuenta con dos tiendas propias ubicadas en Madrid y Barcelona, vende sus productos a través de su ecommerce y está presente en más de treinta marketplaces como Zalando o Amazon.

 

“El marketplace ha pasado de generar un 3% de la facturación a un 20%; es el canal que más crece”, ha señalado Monells, indicando que cada mes integran sus colecciones en nuevas plataformas. A día de hoy, el online copa un 40% de los ingresos y el retail genera tan solo el 5% de las ventas.

 

Por el momento, engordar su red de retail no entra en los planes de la compañía. Antes del Covid-19, Brava Fabrics planeaba abrir su primer establecimiento en Berlín, pero tras el estallido de la pandemia el proyecto se vio trastocado. A partir del año que viene, la empresa retomará sus planes de expansión a golpe de brick para abrir su primera tienda en la capital alemana. Más adelante, su objetivo pasa por “tener tiendas insignia en las principales ciudades europeas”. El mercado internacional concentra un 85% de las ventas.

 

El accionariado de la compañía se encuentra repartido entre sus dos socios fundadores, que cuentan con un porcentaje mayoritario, y fondos privados como el barcelonés Ábac Capital, el fondo neoyorkino Siesta Ventures, business angels e inversores de Crowdcube. Actualmente, la empresa se encuentra en negociaciones para cerrar una ronda, cuya inyección de capital planea invertir en “mejorar la gestión interna de la empresa”. Brava Fabrics cuenta con un equipo de 27 empleados, 21 de ellos trabajando en oficinas.