Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Boohoo continúa limpiando su cadena de suministro con la apertura de un centro de prendas textiles

El grupo británico, cuya cadena de suministro está siendo investigada desde 2020, también puso en marcha la apertura de su primera fábrica en Leicester, en Reino Unido, el pasado enero. Estas instalaciones se enmarcan en su plan Agenda for Change.

Modaes

17 mar 2022 - 13:47

Tienda de Boohoo

 

 

Boohoo Group sigue realizando acciones para limpiar su cadena de suministro. La compañía británica de ecommerce ha abierto su primer centro de pruebas textiles en sus oficinas centrales de Mánchester. Boohoo, que lleva dos años años siendo investigada por el Gobierno británico por las malas condiciones en sus proveedores, realizará pruebas para garantizar “la calidad, durabilidad y resistencia de los tejidos que utiliza”.

 

Esta operación, que se ha realizado en colaboración con el proveedor alemán de servicios técnicos TÜV Rheinland, se encuentra enmarcada dentro de su estrategia Agenda for Change de Boohoo, un programa de transparencia supervisado por Kpmg, con el objetivo de asegurar que los cambios que realiza la compañía británica en su negocio son sostenibles.

 

En 2020, un artículo de The Sunday Times expuso las paupérrimas condiciones laborales en una de las fábricas que trabajan para el grupo en la localidad de Leicester, lo que motivó una investigación externa y desencadenó un plan de sostenibilidad dentro de Boohoo.

 

Desde ese momento, el grupo puso en marcha una serie de medidas, basadas en la consecución de diecisiete objetivos a cumplir, que contribuían a la mejora de la transparencia de la empresa, incluyendo Agenda for Change.

 

 

 

 

En enero de este año, Boohoo también puso en marcha su primera fábrica propia en Leicester (Reino Unido). El nuevo centro de producción tiene capacidad para fabricar decenas de miles de prendas y crear hasta 180 puestos de trabajo en la región.

 

En total, la fábrica cuenta con una superficie de 2.136 metros cuadrados. En sus instalaciones también se forman a los equipos de producto de sus trece marcas, entre las que se encuentran Boohoo, BoohooMan, PrettyLittleThing, MissPap o Nasty Gal.

 

Boohoo es uno de los principales distribuidores de moda online en el mercado europeo. La compañía británica se fundó en 2006 de la mano de Mahmud Kamani y está enfocada a clientes de entre 16 años y 30 años.

 

 

 

 

En los últimos años, el grupo ha estado creciendo a golpe de compras. Entre otras, la empresa es dueña de las marcas Karen Miller, Coast, Oasis o Warehouse. Algunas de sus adquisiciones más recientes son Burton, Dorothy Perkins y Wallis, tres de las marcas de Arcadia, que entró en concurso de acreedores en noviembre de 2020.

 

En 2021, según datos provisionales, Boohoo Group registró un crecimiento de sus ventas netas del 14% y su resultado bruto de explotación se situó entorno a 125 millones de libras (149,5 millones de euros). 

 

De cara a este año, la empresa ha explicado que “el crecimiento de las ventas en el primer trimestre del ejercicio fiscal actual se está viendo afectado por las altas tasas de devolución de productos” y espera que esto siga afectando al rendimiento de sus ingresos en la primera mitad del ejercicio.