Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Bóboli prevé crecer un 14% y superar los 44 millones de euros en ventas en 2022

La compañía, que cierra el ejercicio en septiembre, superaría así las ventas previas al estallido de la pandemia. En el primer semestre, la empresa ha facturado 24 millones de euros.

Modaes

10 abr 2022 - 20:44

Bóboli prevé crecer un 14% y superar los 44 millones de euros en ventas en 2022 Bóboli encara la recuperación. La compañía de moda infantil, controlada por la familia Algás, prevé cerrar el ejercicio en curso con una facturación de 44,5 millones de euros, un 14% más que en 2021 y por encima de los niveles previos al estallido de la pandemia, según avanza Efe. La empresa, que cierra el ejercicio en septiembre, terminó el primer semestre con unos ingresos de 24 millones de euros, un 17% más que en 2019 y un 23% más que en 2021, gracias sobre todo a la expansión en el exterior y al aguante del canal multimarca. El primer semestre, que va de octubre de 2021 a marzo de 2022, se vio afectado por el impacto de las restricciones impuestas para frenar el avance de la variante ómicron del coronavirus. En la recta final, también se ha visto golpeado por la guerra en Ucrania, que ha motivado la paralización del negocio en Rusia y también en Polonia.  Bóboli ha crecido un 23% más en el primer semestre, finalizado en marzo  En España, la compañía ha proseguido su expansión a través de corners en El Corte Inglés y con retail, con la apertura de una tienda en la calle Fuencarral de Madrid. En paralelo, mantiene su apuesta por el canal multimarca. Con sede en Llinars del Vallès (Barcelona), la empresa cuenta con 46 tiendas, de las cuales unas veinte son franquicias y cinco outlets, y opera en más de setenta países. En el ejercicio 2021, en el que celebro su cuadragésimo aniversario, Bóboli facturó 38 millones de euros, un 8% más que el año anterior. Bóboli nació en 1981 bajo el nombre de Star Textil, como una compañía especializada en género de punto. A partir de la década de los noventa, la empresa se focalizó en Bóboli y comenzó su desarrollo internacional. En 2014, Bóboli completó su revelo generacional con el nombramiento de Mónica y Arancha Algás, hijas del fundador de la compañía, como nuevas consejeras delegadas.

 

 

Bóboli encara la recuperación. La compañía de moda infantil, controlada por la familia Algás, prevé cerrar el ejercicio en curso con una facturación de 44,5 millones de euros, un 14% más que en 2021 y por encima de los niveles previos al estallido de la pandemia, según avanza Efe.

 

La empresa, que cierra el ejercicio en septiembre, terminó el primer semestre con unos ingresos de 24 millones de euros, un 17% más que en 2019 y un 23% más que en 2021, gracias sobre todo a la expansión en el exterior y al aguante del canal multimarca.

 

El primer semestre, que va de octubre de 2021 a marzo de 2022, se vio afectado por el impacto de las restricciones impuestas para frenar el avance de la variante ómicron del coronavirus. En la recta final, también se ha visto golpeado por la guerra en Ucrania, que ha motivado la paralización del negocio en Rusia y también en Polonia.

 

 

 

 

En España, la compañía ha proseguido su expansión a través de corners en El Corte Inglés y con retail, con la apertura de una tienda en la calle Fuencarral de Madrid. En paralelo, mantiene su apuesta por el canal multimarca.

 

Con sede en Llinars del Vallès (Barcelona), la empresa cuenta con 46 tiendas, de las cuales unas veinte son franquicias y cinco outlets, y opera en más de setenta países. En el ejercicio 2021, en el que celebro su cuadragésimo aniversario, Bóboli facturó 38 millones de euros, un 8% más que el año anterior.

 

Bóboli nació en 1981 bajo el nombre de Star Textil, como una compañía especializada en género de punto. A partir de la década de los noventa, la empresa se focalizó en Bóboli y comenzó su desarrollo internacional. En 2014, Bóboli completó su revelo generacional con el nombramiento de Mónica y Arancha Algás, hijas del fundador de la compañía, como nuevas consejeras delegadas.