Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Bóboli desafía la crisis de la moda infantil y lanza una nueva marca de ‘homewear’

La compañía lanza Bob&Oli, una nueva marca especializada en pijamas y ropa de casa que se distribuirá a través del canal multimarca y online.

Iria P. Gestal

18 may 2021 - 05:00

Bóboli desafía la crisis de la moda infantil y lanza una nueva marca de ‘homewear’

 

 

Bóboli desafía la crisis de la moda infantil. La compañía, controlada por la familia Algás, ultima el lanzamiento de Bob&Oli, una nueva marca especializada en homewear infantil, según han explicado desde la empresa a Modaes.es.

 

La empresa, que este año celebra su cuarenta aniversario, se había resistido hasta ahora a la diversificación. “Siempre hemos apostado por centrarnos en nuestra marca; en el último año exploramos muchas opciones, adolescente, recién nacido… Y la expansión de esta categoría con la pandemia nos llevó a decidirnos por el homewear”, explica Mónica Algás, que lidera la empresa junto a su hermana Arancha.

 

La oferta de Bob&Oli incluirá pijamas y ropa interior infantil y su lanzamiento está previsto para julio. “Con ella estamos haciendo cosas que no podemos hacer con Bóboli, como producir sobre stock, lo que reduce riesgos para el multimarca”, explica Algás. Además, la firma utilizará algodón orgánico certificado Gots.

 

 

 

 

Las previsiones de Bóboli pasan por que la nueva marca cope entre un 5% y un 10% de la facturación del grupo en el ejercicio 2022, que finalizará en agosto del año que viene. Para este año, la previsión del grupo pasa por recuperar los niveles pre-Covid, rozando los cuarenta millones de euros.

 

Bob&Oli se lanzará a través de su canal online propio y en el marketplace de El Corte Inglés, además de en el canal multimarca, y el ámbito geográfico se limitará a Europa. La empresa espera que la nueva firma pueda llegar, por su producto, a una tipología mucho más amplia de clientes, de mercerías a tiendas de puericultura.

 

La distribución se apoyará en el equipo de agentes de Bóboli pero la empresa también ha fichado a un vendedor en exclusiva para la firma, ya que al trabajar sobre stock la venta es más constante durante el año. Bob&Oli prevé renovar la colección cada tres meses.

 

En paralelo al lanzamiento de la nueva marca, Bóboli ha continuado creciendo y reorganizando su red de distribución, aprovechando las oportunidades que ha dejado la pandemia. La empresa ha abierto un nuevo establecimiento en La Roca Village, ha reubicado sus tiendas en Rambla Catalunya, Vic, Bilbao y Valencia, y ha seguido creciendo con El Corte Inglés con corners en Pamplona y Granada.

 

 

 

 

A escala internacional, también ha llegado a acuerdos con nuevos distribuidores en Rusia, Estados Unidos y Francia y ha lanzado su plataforma de ecommerce en Italia. El objetivo es que el canal online llegue a un 15% de las ventas este año.

Para hacer frente a este crecimiento, la empresa ha reforzado su equipo digital y comercial, con incorporaciones como la de Fernando Ferrer, exejecutivo de Kidiliz en Reino Unido, como nuevo director comercial.

 

 La empresa cuenta con una red de 47 tiendas, medio centenar de corners en El Corte Inglés y presencia en alrededor de 1.800 clientes multimarca en todo el mundo. En 2020, Bóboli redujo sus ventas sólo un 9%.

 

Esta expansión se produce en un momento complejo para el sector de la moda infantil, que ha visto caer varios operadores en el último año. Petit Bateau cerró todas sus tiendas en el mercado español, la filial de Sergent Major presentó concurso de acreedores, Kidiliz echó el cierre y las españolas Pili Carrera y Normandie fueron a liquidación.