Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Blanco recurre a la estadounidense Gordon Brothers para reestructurar su negocio

Modaes

12 jun 2013 - 12:32

Blanco busca soluciones para escapar de una de las situaciones más complicadas de toda su historia. La compañía, que presentó concurso de acreedores el pasado 3 de junio, ha contratado los servicios de la estadounidense Gordon Brothers, empresa especializada en reestructuraciones, para buscar opciones para garantizar la continuidad de su negocio.

 

El objetivo de Gordon Brothers será proveer de liquidez y gestión operativa a la empresa, con el fin de evitar el cierre de más tiendas, y fortalecer la posición de la cadena de moda española, que atraviesa problemas económicos y financieros.

 

Blanco está reduciendo drásticamente su red de tiendas con cierres en calles comerciales de primer nivel como Preciados, en Madrid, o Paseo de Gracia, en Barcelona. La compañía cuenta en la actualidad con una red de distribución formada por 230 tiendas (160 en España).

 

Entre los servicios que prestará Gordon Brothers a Blanco, estará desarrollar e implantar un programa que, según ha expresado la empresa en un comunicado, “aliviará los problemas inmediatos de existencias y garantizará que la mayoría de las tiendas continúen con su actividad”.

 

Para ello, la compañía con sede en Móstoles iniciará un programa de cierre de tiendas y liquidación de stock. También se procederá a la compra de inventario por parte de terceros para proporcionar liquidez a Blanco, permitiendo así que el negocio continúe con su actividad.

 

“Se han contratado los servicios de Gordon Brothers en un momento difícil, por lo que nos apoyaremos en ello para una reestructuración del negocio, algo que nos concederá más tiempo para explorar todas las opciones a fin de establecer la estructura corporativa más apropiada para lograr un futuro sostenible”, ha explicado Bernardo Blanco, director general de Blanco.

 

La compañía solicitó a principios de marzo preconcurso de acreedores para cuatro de sus sociedades. Avance y DiseñoDiagomoda, Tiendas Blanco España y Blanco Moda Internacional contaban desde entonces con un máximo de cuatro meses para llegar a un acuerdo con sus acreedores.

 

Tras haber intentado buscar un inversor para acelerar su desarrollo internacio#mce_temp_url#nal y esquivar la caída de ventas que la compañía estaba sufriendo en España, Blanco inició negociaciones con el grupo catalán Mango, aunque finalmente se rompieron.

 

Tras ver como su plantilla se reducía en un 10%  por la desconfianza de sus empleados y el cambio en el sistema de remuneración, los representantes sindicales interpusieron una demanda ante la Audiencia Nacional por la aplicación del artículo 41 de la última reforma laboral (que permite modificar los sistemas de remuneración y cuantía salarial que no estén expresamente recogidos en el convenio) por parte de la empresa, al considerar que su imposición no estaba justificada. 

 

La empresa, que hasta ahora sumaba 2.000 trabajadores, continúa teniendo problemas con algunos de sus trabajadores por el retraso en el pago de las nóminas.