Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Sep 202104:52

Bimba y Lola compra un antiguo concesionario en Vigo para su nueva sede

La empresa había paralizado el proyecto con la crisis del Covid-19 pero por fin ha cerrado la compra. Por el momento no hay fecha para la mudanza.

09 Mar 2021 — 00:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Bimba y Lola compra un antiguo concesionario en Vigo para su nueva sede

 

 

Bimba y Lola gana espacio para crecer. La compañía, con sede en Mos (Pontevedra), ha sellado la compra de unas nuevas instalaciones para albergar su nuevo cuartel general, según adelanta El Faro de Vigo.

 

El proyecto llevaba años sobre la mesa y la empresa llegó a solicitar la licencia municipal para las obras, pero todo se paralizó por la pandemia. Finalmente, la compañía ha comprado un antiguo concesionario de Comercial Automoto, en la avenida de Madrid, en Vigo.

 

La parcela tiene 11.000 metros cuadrados y por el momento no hay fecha para la mudanza. En 2017, la empresa ya había firmado un preacuerdo para comprar seis parcelas de 21.000 metros cuadrados en Porto do Molle (Nigrán), pero canceló la adquisición un año y medio después.

 

La empresa, fundada en 2005 por las hermanas María y Uxía Domínguez, cerró el ejercicio 2019 (finalizado en febrero del año pasado) con una facturación de 226,7 millones de euros, un 12% más que el año anterior, y una red de 285 tiendas.

 

 

 

 

En el primer semestre de 2020, Bimba y Lola redujo sus ventas un 39,1%, aunque disparó un 86% su negocio online. Durante el confinamiento, la empresa presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) para su personal de tienda, debido al cierre de los 206 puntos de venta que tiene en la Unión Europea, e implantó el teletrabajo para el resto de la plantilla.

 

Tras finalizar el Erte, Bimba y Lola también reorganizó su equipo para adaptarse a la nueva operativa. La compañía prescindió de quince personas de distintos equipos, todas ellas en su sede central, que han visto reducidas sus funciones.

 

Además, la empresa decidió echar el cierre a su oficina en Madrid, donde había un pequeño equipo de comunicación y un showroom, y concentrar toda su plantilla en Mos.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...