Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201722:15

h Empresa

Billabong triplica sus números rojos en 2016 con pérdidas de 61 millones

La compañía australiana, especializada en moda deportiva, redujo este año su portafolio de firmas con la venta de Tigerlily después de registrar un resultado neto negativo en 2015.
01 Sep 2017 — 09:28
Modaes
Compartir
Me interesa

Billabong multiplica por tres sus números rojos en 2016 con pérdidas de 51 millones de euros

 

 

Billabong no remonta en 2016. El grupo australiano de moda deportiva multiplicó por tres sus pérdidas en el ejercicio de 2016 (finalizado el 30 de junio). La empresa finalizó su ejercicio fiscal con números rojos de 77,13 millones de dólares australianos (61 millones de dólares) frente al resultado neto negativo del año anterior de 23,7 millones de dólares australianos (18,7 millones de dólares).

 

La empresa también tropezó de nuevo en la evolución de sus ventas, con un retroceso de 8,9% respecto al año anterior. Billabong concluyó 2016 con una facturación de 979,4 millones de dólares australianos (775 millones de dólares) frente a los 1.069 millones de dólares australianos (846 millones de dólares) del ejercicio anterior.

 

A 30 de junio de 2017, el grupo contaba con 372 establecimientos, de los cuales 49 se encuentran en Norteamérica, 104 en Europa, 105 en Australia, 26 en Nueva Zelanda, 46 en Japón y 27 en Sudáfrica.

 

 

 

 

En 2014, Billabong puso fin a dos años de reestructuración de su negocio. Aquel año, la empresa logró impulsar su resultado bruto de explotación (ebitda) por primera vez desde 2008 y registró un resultado neto positivo después de cuatro años en números rojos. No obstante, el año pasado, la empresa volvió a bajar el ritmo, regresando a pérdidas.

 

Ante este nuevo escenario, la empresa recuperó su política de desinversiones y se deshizo de la marca Tigerlily, que vendió al fondo Crescent Capital Partners. La compañía explicó entonces que la operación se enmarcaba en su voluntad de desprenderse de sus marcas más pequeñas en busca de liquidez para pagar deuda.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...