Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Bershka se suma también a la ofensiva en el metaverso para empezar a captar a los ‘alpha’

“Aunque hay una grey zone, tenemos que recorrer ese camino con ellos, tenemos que conocer a esa generación -argumentan desde la cadena de Inditex-; o nos movemos o nos quedamos atrás”.

Bershka se suma también a la ofensiva en el metaverso para empezar a captar a los ‘alpha’
Bershka acaba de lanzar su primera colección phygital en DressX.

Iria P. Gestal

23 jun 2022 - 05:00

La cadena de moda más joven de Inditex también toma posiciones en el metaverso. Bershka acaba de lanzar su primera colección phygital en DressX, una de las principales plataformas de venta de activos virtuales. ¿El objetivo? Empezar a entender como piensa la próxima generación de clientes.

 

La compra de activos digitales de moda se abrió paso a través del gaming, especialmente con juegos como Fortnite, donde los preadolescentes se gastan cientos de euros en skins, ropa para sus avatares.

“Para la generación alpha, forma parte de su día a día, es su red social, su lenguaje -argumentan desde Bershka-; aunque hay una grey zonetenemos que recorrer ese camino con ellos; o nos movemos o nos quedamos atrás”.

 

En tres años, esa generación alpha tendrá la edad para comprar en Bershka. Mientras, los que hoy son ya clientes de la marca se mueven ya en redes sociales como TikTok o Instagram. “Aunque no compran skins de forma tan compulsiva, sí comparten sus looks y su lifestyle desde lo digital, ese puede ser un buen puente”, señalan desde la cadena.

 

 

 

 

El siguiente paso llegará cuando los metaversos sean interoperables, es decir, que independientemente de la forma del avatar, se pueda usar la misma ropa virtual en Roblox, Decentraland o Fortnite, un camino todavía por recorrer.

 

La colección que Bershka ha puesto en marcha, Smiley x Bershka, ha sido diseñada por el equipo interno de la cadena apoyándose en proveedores externos para el filtro AR, que permite que las prendas se adapten al avatar. Las prendas no son NFT, porque no están respaldadas por blockchain, sino archivos digitales.

 

El equipo que ha liderado el proyecto es el de branding, un área de nueva creación formada por los departamentos de comunicación, arte y el hub de innovación, que ya ha impulsado iniciativas como el Custom Lab, de personalización.

Aun así, desde la cadena aseguran que no es sólo una estrategia de comunicación: “todo parte del producto, que es el core de la empresa, pero cuando haces algo innovador hay que comunicarlo”.

 

 

 

 

Este no es el primer proyecto en el metaverso del grupo Inditex. La pionera en la compañía fue Zara, que lanzó a finales del año pasado una colección de la mano de la firma surcoreana Ader Error cuyas réplicas virtuales estaban disponibles en la plataforma Zepeto.

 

Para un grupo poco acostumbrado a los experimentos tempranos (Zara lanzó su canal online en 2010), el movimiento se antojó algo arriesgado. “Se ha hecho meditadamente, ni adelantándose ni quedándose cortos; dentro de que esto no lo conoce nadie, se ha sabido ser innovador”, opinan desde Bershka.

 

Más allá del impacto que pueda tener a la hora de llegar a las nuevas generaciones (el comercial está todavía por ver), el desarrollo de activos virtuales abre también las puertas a una mayor creatividad en el sector y tiene otras aplicaciones como, por ejemplo, el patronaje o el intercambio de muestras con los proveedores, eliminando la necesidad de enviar prendas físicas.

 

La lista de marcas que han lanzado su propia colección virtual es larga y creciente, e incluye compañías como Mango, Dolce&Gabbana, Nike, Gucci, Balenciaga, o más, recientemente, la española Silbon.