Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Bernard Arnault afirma que LVMH será “pacífico pero no pasivo” en Hermès

7 feb 2011 - 00:00

Modaes.- Bernard Arnault, presidente de LVMH, vuelve a mostrar su mano tendida a los accionistas y gestores de Hermès. El líder del gigante francés del lujo que controla Louis Vuitton, que ya supera el 20% del capital de su competidor, aseguró el pasado viernes que su participación en Hermès será “pacífica pero no pasiva”. “Queremos apoyar a los accionistas familiares (del fabricante de los bolsos Birkin), y apoyar a los ejecutivos”, añadió.

Las intenciones de Arnault, cuya entrada en Hermès ha sido recibida con una fuerte hostilidad por sus accionistas y administradores, pasan por colaborar con las familias propietarias de Hermès, temerosas de que la entrada de LVMH atente contra su cultura corporativa.

 

El presidente de LVMH indicó en la presentación de resultados del grupo del pasado viernes que el gigante del lujo promociona un carácter descentralizado que funciona “más como una constelación que como una federación de marcas”. Con este método, “podemos garantizar la preservación de la cultura [de Hermès] a largo plazo”, añadió.

 

Las familias propietarias de Hermès, Dumas, Puech y Guerrand, que controlan el 70% del capital, han recibido el visto bueno de la Autorité des Marchés Financiers (AMF), equivalente a la española Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a agrupar el 50% de las acciones del grupo sin tener que lanzar posteriormente una opa obligatoria sobre el 100% del grupo para defenderse de una posible oferta pública de LVMH.

 

La semana pasada, Hermès también anunció una reorganización de su comité ejecutivo, con la entrada de Alex Dumas como director de operaciones y de Guillaume de Seynes como responsable de una nueva división de producción y participaciones.