Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Barner Ventures: de la pantalla de Google al cristal azul

Eduardo Gaya y Ramón Pérez lanzaron la compañía, especializada en gafas con filtro y sin graduación, en 2017, después de darse cuenta de que no podían aguantar muchas horas delante de una pantalla. 

Laura Juanes

21 oct 2020 - 04:47

Barner Ventures: de la pantalla de Google al cristal azul

 

 

Impulsado por Instagram y Modaes.es, Fashion StartUp Contest celebra su primera edición en 2020 con el objetivo de poner en valor el dinamismo emprendedor del negocio español de la moda. La iniciativa, que cuenta con la colaboración de EY y El Ganso, también pretende ayudar a descubrir nuevos proyectos empresariales, en un momento particularmente importante para el sector tras el impacto del Covid-19.

 

La iniciativa nace con la vocación de contribuir a la visualización de empresas que protagonizarán una nueva generación de éxito en la moda española. Fashion StartUp Contest, cuyo funcionamiento está regido por comité de expertos, ofrecerá una amplia difusión a las start ups seleccionadas y un conjunto de premios al ganador: la start up más prometedora del sector de la moda en España.

 

Nombre: Barner Ventures

 

Año: 2017

 

Referente internacional: Happy Socks y Warby Parker

 

Como definiría el proyecto en una frase: “Tenemos un target claro, y queremos mejorar su vida y hacer mejor el mundo”

 

Misión: “Empoderar a las generaciones digitales con un producto creativo, original y de diseño”

 

Visión: “Creemos en un mundo donde haya conciencia digital y donde la tecnología forme parte de nuestras vidas, pero no las controle”

 

Unas gafas de cristal azul que permitan relajar los ojos frente a la pantalla y sean estéticas. Este es concepto con el que despegó Barner Ventures en 2017, fruto de la visión de Eduardo Gaya y Ramón Pérez. Ambos trabajaron durante años en empresas tecnológicas y gigantes de Silicon Valley, pero se dieron cuenta de que sus ojos no aguantaban las horas que pasaban delante de la pantalla del ordenador.

 

“Trabajaba en Google y me pasaba todo el día tras la pantalla; me picaban mucho los ojos”, explica Gaya. Un día, el empresario descubrió que varios programadores llevaban gafas de pantalla azul para estar varias horas ante del monitor, pero vio algo que no le cuadraba: la estética del producto.

 

Después de haberse conocido en Bali cuando vivían en el extranjero, Gaya y Pérez, que trabajaban para compañías como Google, Samsung o Accenture, se reencontraron y emprendieron con la idea de mejorar la calidad de vida delante de las pantallas. Barner Ventures nació con un presupuesto inicial de 10.000 euros y un desafío: poner gafas a gente que normalmente no lleva.

 

Para lanzar la primera campaña, los emprendedores hicieron un crowdfunding de recompensas y llegaron a 120.000 euros. Tras probar con varios fabricantes, decidieron producir las pantallas, las monturas y realizar el ensamblado de las gafas en China, “donde tienen la mejor tecnología”, según apunta Gaya.

 

 

Tras la primera campaña, Barner Ventures alcanzó el break even y pronto lanzó una segunda colección, en la que invirtió 750.000 euros gracias a las aportaciones de un nuevo crowdfunding.

 

Gaya y Pérez son los dos únicos socios por el momento, y la empresa tiene una plantilla de 17 empleados. Además, Barner Ventures ha adoptado cuatro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, y por ello la compañía dona mensualmente gafas a la ONG Restoring Vision y planta un árbol por cada venta realizada, entre otras acciones.

 

Barner Ventures externaliza gran parte de la producción y, aunque la sede se encuentra en Barcelona, las ventas en España sólo son un 4% del total: a través de su canal online (que representa el 85% de las ventas), distribuye a todo el mundo, y países como el Reino Unido son los que concentran más peso de las ventas. En la actualidad, la start up ha vendido alrededor de 85.000 gafas en más de 80 países.

 

La empresa cerró su primer ejercicio con 158.000 euros de facturación, y en el segundo llegó a 1,2 millones de euros. La previsión de facturación que tienen los fundadores para este año es de 4,5 millones de euros. “El confinamiento nos ha ayudado por el tipo de productos que vendemos, y el coste del márketing digital también ha sido más barato”, señala Gaya.

 

La marca está preparando una nueva colección que saldrá al mercado  en 2021: gafas de lectura premontadas para la pantalla con graduación. Además, en un futuro la empresa tiene previsto incorporar nuevos productos no relacionados con las gafas en su catálogo. A corto plazo, el objetivo es abrir una tienda física y escalar la distribución. Por ahora, Barner Ventures está presente en España en tiendas de tecnología como MediaMarkt o Natura, pero sus productos no se pueden comprar online en estas tiendas.