Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Awwg se acerca a ventas prepandemia y dispara un 64% su ebitda en 2021

El grupo, dueño de Pepe Jeans, Hackett y Façonnable, finalizó el ejercicio con una facturación de 450 millones de euros. El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 37 millones de euros.

Awwg se acerca a ventas prepandemia y dispara un 64% su ebitda en 2021

Modaes

4 jul 2022 - 10:17

El dueño de Pepe Jeans encara la recuperación. All We Wear Group (Awwg), propietario de Pepe Jeans, Hackett y Façonnable, finalizó el ejercicio 2021 con ventas y beneficio al alza y acercándose a los niveles de antes de la pandemia.

 

El grupo registró unas ventas de 450 millones de euros, un 41% más que en 2020, y un 5% por debajo de las ventas de 2019, según Expansión, que cita fuentes financieras. El resultado bruto de explotación (ebitda) de la empresa, por su parte, se disparó un 64%, hasta 37 millones de euros.

 

Ambos datos, tanto las ventas como el ebitda, se encuentran por encima del presupuesto del año. En concreto, las ventas son un 8% superiores al dato presupuestado para el ejercicio, mientras que el ebitda es un 48% superior.

 

La buena evolución del grupo ha estado motivada por el rendimiento de todas las marcas, una serie de mejoras operativas en la selección de clientes, fijación de precios y gestión de inventarios.

 

 

 

 

Además, la empresa también ha mejorado en el control de costes gracias a la renegociación a largo plazo en el precio de los alquileres de sus cerca de doscientos establecimientos y la centralización de equipos.

 

Para el ejercicio 2022, Awwg espera elevar su facturación un 16%, y registrar unas ventas por encima de los 530 millones de euros y situar su ebitda en 50 millones de euros, un 38% más. El objetivo de la empresa en tres años es situar sus ventas en 650 millones de euros.

 

En paralelo, el dueño de Pepe Jeans tiene previsto amortizar cincuenta millones de euros de deuda. Tras el pago, el importe del crédito sindicado del grupo se situaría cerca de doscientos millones de euros.

 

Este pago estaba contemplado en los contratos de financiación de Awwg si superaba determinados niveles de actividad y generación de caja, además de una flexibilización de las condiciones de los mismos.