Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Arnault: “Nunca ha sido nuestra intención quedarnos con Hermès”

Modaes

3 feb 2012 - 12:10

Bernard Arnault, presidente y consejero delegado del grupo de lujo LVMH, afirmó ayer no tener “ninguna voluntad hegemónica” y recalcó de nuevo no “haber tenido nunca la intención” de tomar el control de la firma Hermès, en la que entró LVMH a finales de 2010. Según afirmó Arnault, en la conferencia de prensa ofrecida ayer con motivo de la presentación de los resultados del grupo del ejercicio 2011, “nada ha cambiado” en relación a Hermès.

 

“Nunca hemos tenido la intención de tomar el control de la firma”, explicó el multimillonario. “¿Cómo podríamos tener la intención de quedarnos con una compañía controlada por la familia fundadora en un 70%?”, recalcó. “No tenemos ninguna voluntad hegemónica en absoluto”.

 

El consejero delegado de LVMH quiso enfatizar que “Hermès es una participación amistosa que inicialmente se realizó por razones puramente financieras y que se han convertido en más estratégicas”. No obstante luego quiso dejar claro que “si un día surge la posibilidad de que nos pidan ayuda, consejo o de simplemente establecer sinergias, estamos más que dispuestos a ayudar”.

 

Arnault explicó que “LVMH es un accionista minoritario y que actualmente se encuentra satisfecho relativamente con la evolución de Hermès en el mercado de valores”. “Además, no entiendo muy bien porque sube tanto en bolsa, en fin, no importa, es mejor que sea en este sentido”, dijo el directivo.

 

LVMH se hizo con el control del 17% del capital de Hermès en octubre de 2010 aunque, en poco tiempo, pasó a tener el 21,4% de las acciones. Actualmente, el conglomerado de lujo controla el 22,28% del capital y tiene el 16% de los derechos de voto en el consejo.

 

Las accionistas de la familia Hermès controlan el 72% del capital y constituyeron, el pasado diciembre, un holding para protegerse de la posible compra de LVMH. Mediante el holding, bautizado como H51, han inmovilizado el 50,2% del capital de la firma durante veinte años.