Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Armani Exchange aterriza a pie de calle en Milán con la apertura de un ‘flagship store’

El grupo italiano de moda de lujo ha abierto un establecimiento de 480 metros cuadrados de superficie comercial en Corso Vittorio Emanuele II, una de las principales arterias comerciales de la ciudad milanesa. El establecimiento es el mayor de la empresa en Europa.

Modaes

21 feb 2022 - 16:33

Armani Exchange en Milán

 

 

Armani impulsa su firma AX en Europa. La firma italiana de moda de lujo ha abierto un flagship store de su marca Armani Exchange (AX) en Milán, según ha compartido el grupo en un comunicado. Treinta años después de lanzar la firma en Nueva York, la firma ha aterrizado en Italia para abrir su mayor tienda insignia en el mercado europeo, donde ya contaba con establecimientos de la marca en centros comerciales.

 

El nuevo establecimiento, diseñada por Giorgio Armani y su equipo de arquitectos, cuenta con una superficie comercial de 480 metros cuadrados distribuidos en dos alturas y se ubica en Corso Vittorio Emanuele II, cerca de la plaza San Babila.

 

“Corso Vittorio Emanuele II es una arteria principal en la ciudad que atrae a público de todas las edades, lo que la convierte en una ubicación estratégica para abrir la mayor tienda del grupo en Europa” explica el diseñador Giorgio Armani en un comunicado. “Esta apertura representa un paso importante en la historia de la empresa y en la evolución de AX, lanzada en 1991 y que siempre ha estado en sintonía con las generaciones más jóvenes”, añadió.

 

 

 

 

En 2005, Giorgio Armani y Como Holdings, propiedad del magnate de Singapur, Ong Beng Seng, firmaron un acuerdo para la gestión y desarrollo conjunto de la marca AX Armani Exchange, dirigida a un consumidor más joven y cuyo objetivo era competir con gigantes como  Inditex, H&M o Uniqlo, en todo el mundo.

 

En un principio, Giorgio Armani controlaba el 25% de la sociedad conjunta, Presidio Holdings, con opción a elevar su participación hasta el 50% en 2008. En 2014, Giorgio Armani se hizo con el cien por cien de la marca, controlada hasta entonces al 50% por Como Holdings.

 

En 2020, la empresa registró unas ventas de 3.300 millones de euros, lo que supuso un descenso del 21% frente a 2019, cuando facturó 2.160 millones de euros. A su vez, el beneficio neto de la compañía se contrajo un 27,4%, hasta 90 millones de euros.

 

Para 2022, el objetivo de la empresa pasa por recuperar los niveles precrisis, registrando unos ingresos totales de 4.000 millones de euros y una facturación consolidada de 2.000 millones de euros.