Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Alessandro Michele sale de Gucci

La compañía propiedad de Kering acaba de anunciar la salida de su director creativo, que se incorporó a la empresa en 2015. “Hay momentos en que los caminos se separan debido a las diferentes perspectivas que cada uno de nosotros pueda tener”, ha señalado el diseñador.

Alessandro Michele sale de Gucci
Alessandro Michele fue nombrado director creativo de Gucci en 2015.

Modaes

23 nov 2022 - 21:39

Alessandro Michele sale de Gucci. La compañía, propiedad del conglomerado de lujo Kering, acaba de confirmar la salida del que hasta ahora era su director creativo. “Hay momentos en que los caminos se separan debido a las diferentes perspectivas que cada uno de nosotros pueda tener”, ha señalado Michele en un comunicado.

 

“En Gucci ha trazado su exitoso camino durante estos últimos ocho años”, ha añadido Marco Bizzarri, presidente y consejero delegado de Gucci. Por su parte, François-Henri Pinault ha explicado que “el camino que Gucci y Alessandro Michele recorrieron juntos en los últimos años es único y permanecerá en un lugar destacado”.

 

La compañía italiana de lujo todavía no ha nombrado un sustituto, pero ha señalado que “la oficina de diseño seguirá llevando adelante la dirección creativa hasta que se anuncie una nueva organización”.

 

Michele llevaba casi toda su trayectoria vinculado a Gucci, donde se incorporó en 2002 cuando Tom Ford estaba al frente de la dirección creativa de la marca Kering. Casi diez años después, el diseñador fue nombrado adjunto a Frida Giannini, entonces directora creativa, con responsabilidad sobre los artículos de cuero, calzado y joyería.

 

 

 

 

En 2015, después de que Giannini abandonara su puesto, Michele ascendió a director creativo de la firma gracias a la recomendación de Bizzarri, que se incorporó a la empresa ese mismo año. Juntos formaron un tándem que ha liderado una de las etapas de mayor crecimiento de Gucci, convirtiendo a la marca en el motor de Kering.

 

Tras el nombramiento de Michele, la firma italiana se acercó al público millennial y lanzó colecciones rompedoras, lo que supuso que las ventas se disparasen. En 2017, la facturación de la empresa se incrementó un 45%, superando los 6.200 millones de euros en ventas.

 

Aunque en los últimos años el crecimiento se moderó, Gucci finalizó 2021 recuperando los niveles de antes de la pandemia. En el ejercicio, además, la marca suponía ya la mitad de la facturación de Kering.

 

El grupo de lujo cerró el tercer trimestre del ejercicio con un crecimiento en sus ventas del 23%, hasta 5.137 millones de euros. En el periodo, Gucci aumentó su facturación un 18%, hasta 2.581 millones de euros, copando más de la mitad de las ventas del grupo. La firma se vio impactada por los cierres en China, lo cual lastró su rendimiento en Asia Pacífico.