Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Adolfo Domínguez lleva su nuevo concepto a Serrano y releva a Uterqüe

La compañía gallega, propiedad de la familia Domínguez, trasladará su histórico flagship store del número 5 y se instalará en el número 40, en un local más diáfano y acorde a su nueva imagen.

I. P. Gestal / C. Juárez

19 may 2022 - 05:00

Adolfo Domínguez lleva su nuevo concepto a Serrano y releva a Uterqüe

 

 

Nueva operación en Serrano. Adolfo Domínguez ultima el traslado de su histórico flagship store en la calle madrileña a un nuevo local más acorde a su nueva imagen, según han explicado fuentes del sector a Modaes.es.

 

La empresa gallega de moda se instalará en el número 40 de la vía madrileña, en el local que antes ocupaba Uterqüe. La operación ha sido intermediada por la consultora inmobiliaria Ascana. 

 

Adolfo Domínguez se instaló en el número 5 de la calle Serrano en 2010, en un inmueble de 2.000 metros cuadrados de superficie comercial. La compañía contaba hasta entonces con dos establecimientos en la vía madrileña, en los números 18 y 96, de menor tamaño y una superficie de escaparate limitada.

 

 

 

 

En la capital española Adolfo Domínguez cuenta con varios puntos de venta: la tienda en Serrano, otra en Fuencarral, una en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y el resto corners en El Corte Inglés. Serrano es una de las principales calles comerciales en España, donde el alquiler de un local ascendía en 2019 a 3.300 euros al año.

 

En el último ejercicio, la compañía ha abierto tres nuevas tiendas en España y veintiún establecimientos en otros cuatro países. La red comercial de Adolfo Domínguez ascendía a cierre de ejercicio 348 puntos de venta, el 53% de ellos ubicados fuera de España.

 

La empresa comenzó con la renovación de la imagen de sus tiendas en 2021, empezando por su establecimiento insignia en Orense. El nuevo concepto incluye la utilización de materiales kilómetro 0 y colaboración con artistas.

 

 

 

 

Adolfo Domínguez finalizó el ejercicio 2021 con unas ventas de 92 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 39,5% pero todavía un 20% por debajo de la facturación de 2019. Las pérdidas de la empresa ascendieron a 9,3 millones de euros, frente a los números rojos de 19,3 millones de euros de 2020.

 

“Ha sido un ejercicio marcado por los efectos de la pandemia, con idas y venidas por las diferentes olas”, señaló entonces Antonio Puente, nuevo consejero delegado. Adriana Domínguez, por su parte, continuará coliderando la compañía como presidenta ejecutiva.

 

 

Oleada de movimientos en Serrano

Durante los últimos meses se han sucedido varias entradas y salidas en la calle madrileña. La última de ellas ha sido la canadiense LululemonLa estadounidense Brooks Brothers, por su parte, cerró en marzo su tienda en Serrano, el único establecimiento propio con el que operaba en España. La compañía francesa Ikks, en cambio, se instaló a principios de año en la calle madrileña con la apertura de un establecimiento en el número 6, donde antes operaba Damart.

 

Además, L’Occitane también abrió una tienda en la vía, en la esquina con la calle Goya. A finales de 2021, la estadounidense Gant se instaló en un local que antes ocupaba la joyería Rabat, que reubicó su presencia en Serrano abriendo en el número 30.