Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Sep 202101:53

Abercrombie echa el cierre en Madrid

La compañía estadounidense cerrará a finales de este año la primera tienda que abrió en España en 2011. En paralelo, ultima una nueva apertura en Barcelona.

24 Nov 2020 — 00:00
Laura Juanes / Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Abercrombie echa el cierre en Madrid

 

 

Fin de una era para Abercrombie&Fitch en España. Casi una década de desembarcar en España a bombo y platillo, al calor del momento dulce que vivía la empresa a escala global, el grupo estadounidense cerrará su flagship store en la capital, la única tienda que tiene actualmente en el país.

 

Emplazándose en un palacete del siglo XIX, Abercrombie subió la persiana de su establecimiento en Madrid en 2011 entre colas de jóvenes españoles que, atraídos por el fenómeno global que era la marca hace diez años, no podían esperar para entrar. Ahora, diez años después, las puertas de la tienda, ubicada en el número 5 de la plaza Marqués de Salamanca, se preparan para cerrar.

 

El cierre del establecimiento en la capital forma parte de un plan de reestructuración global de la red de tiendas que el grupo anunció ayer a sus inversores coincidiendo con la presentación de sus resultados trimestrales. Abercrombie prevé cerrar, a lo largo de varios años, diversos flagships repartidos por todo el mundo, dando paso a nuevos modelos de tienda en ubicaciones menos dependientes del turismo.

 

Junto con la tienda de Madrid, la empresa cerrará este ejercicio (que finaliza el próximo enero) los flagship stores de Düsseldorf (que cerró ya este trimestre), Bruselas, Fukuoka, Londres, Múnich y París. En 2021 echará el cierre de otros cuatro, cuyas ubicaciones aún no se han precisado.

 

 

 

 

Los cierres se irán produciendo a medida que venzan los contratos de alquiler. En 2022 vencen otros dos y más allá de 2023 vencen dos de los más importantes para el grupo: el flagship de Hollister en la Quinta Avenida de Nueva York y el de Abercrombie en el barrio de Ginza de Tokio.

 

De esta forma, la empresa pasará de contar con veinte flagships en 2016 a sólo siete a cierre de 2020, que se irán cerrando de forma progresiva durante el próximo trienio. En paralelo, la empresa está renovando el resto de su red: actualmente, cuenta con 361 tiendas con el nuevo formato y 417 con el viejo, frente a las 156 nuevas y 661 viejas que tenía hace cuatro años. En total, en lo que va de año Abercrombie&Fitch ha cerrado 17 tiendas en todo el mundo: diez de Hollister y siete de Abercrombie.

 

 

 

 

En el marco de este plan de reorganización, la empresa cerrará su flagship en España pero abrirá una nueva tienda con el nuevo formato en un centro comercial. La compañía abrirá un nuevo establecimiento de casi 7.000 metros cuadrados en el centro comercial La Maquinista de Barcelona, tal como avanzó Modaes.es

 

El grupo opera también en España con su cadena Hollister, que suma trece establecimientos en todo el territorio nacional, en ciudades como Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla o Zaragoza. La empresa también está presente en La Maquinista en Barcelona.

 

Además, a finales del año pasado el grupo abrió la primera tienda en España de su concepto de moda infantil, Abercrombie Kids, que se instaló en el centro comercial Gran Plaza 2 de Majadahonda (Madrid). Más tarde, sumó otro en el centro comercial Plaza Norte 2, también en Madrid.

 

Según las últimas cuentas de Abercrombie&Fitch Spain depositadas en el Registro Mercantil, la empresa cerró el ejercicio 2018 (finalizado el 31 de enero de 2019) con una facturación de 42,5 millones de euros, un 1,1% menos que en 2017. El grupo registró una caída del resultado de explotación del 3,7%, hasta 1,3 millones de euros, mientras que el resultado neto del ejercicio fue de 979.167 euros, un 1,5% más que en 2017. La compañía emplea a 1.453 personas en el mercado español.

 

A escala global, la empresa cerró el último trimestre (finalizado el 31 de octubre) con una facturación de 819,7 millones de dólares, un 5% menos que en el mismo periodo de 2019. Por otro lado, registró el mejor resultado operativo en ocho años, con 58,6 millones de dólares, frente a los 14,5 millones de 2019.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...