Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

Más retail para Ibiza: Primor desafía la caída del turismo y aterriza en la isla

La compañía se instalará en el número 11-13 de la avenida Wallis, en un local con entrada también por la calle Madrid.

I. P. G.

19 ene 2021 - 04:49

Más retail para Ibiza: Primor desafía la caída del turismo y aterriza en la isla

 

 

Ibiza mantiene su atractivo para el retail de moda pese a la caída del turismo. La cadena de perfumería Primor acaba de sellar el alquiler de un local para abrir su primera tienda en la isla balear, donde en los últimos años han abierto Dior, Sephora, Dolce&Gabbana o Desigual, entre otras marcas.

 

La empresa se instalará en el número 11-13 de la avenida Wallis, en un local con entrada también por la calle Madrid. La operación ha sido intermediada por la consultora inmobiliaria Alorac Illes Baleares, que ha cerrado la mayoría de entradas de retail en la isla. 

 

Esta es la segunda operación de una cadena de perfumería en Ibiza en apenas unos meses: a finales del año pasado, Rituals se reubicó en la isla y se instaló en el número 18 de la avenida Bartomeu Roselló.

 

 

 

 

Primor ha extendido su red de tiendas a pasos agigantados en los últimos años. Sólo en 2019, la empresa selló su entrada en la Puerta del Sol, Gran Vía y Goya, en Madrid, y a finales de 2020 se instaló en el centro comercial Glòries, en Barcelona.

 

La cadena preveía cerrar 2020 con una facturación de 500 millones de euros, de los cuales un 20%, alrededor de cien millones de euros, procederían del canal online, que se disparó el año pasado.

 

Fundada en Málaga en 1953, Primor está especializada en la venta de perfumería low cost, aunque en los últimos años ha diversificado su oferta con conceptos que incluyen también bebidas o snacks, similares a un duty free.

 

 

Menos turistas, pero con mucho gasto per cápita

El archipiélago balear ha sido uno de los territorios españoles más golpeados por la caída del turismo en 2020 a raíz de las restricciones a los viajes impuestas para contener el avance de la pandemia en toda Europa. Hasta noviembre, el número de llegadas de turistas extranjeros había caído un 87,5% en el archipiélago, más que en ninguna comunidad autónoma, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

El gasto total ha caído en la misma proporción, un 87,7%, casi diez puntos más que la caída en el conjunto de España, que se situó en el 78,1% entre enero y noviembre. En concreto, Baleares recibió 1,7 millones de turistas que desembolsaron 1.812 millones de euros.

 

Pese al descenso, Baleares se mantiene como la tercera región que capta un mayor gasto por visitante, con 1.066 euros per cápita, superada sólo por Canarias y Madrid.