Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

La cosmética italiana de SkinLabo aterriza en España y apunta a los 1,5 millones de euros en ventas en el país

A escala global, la compañía prevé alcanzar treinta millones de euros de facturación en 2023 y llegar a siete países con una base de dos millones de clientes activos.

I. P. G.

23 oct 2019 - 04:50

La cosmética italiana de SkinLabo aterriza en España y apunta a los 1,5 millones de euros en ventas en el país

Angelo Muratore, fundador y consejero delegado de SkinLabo. 

 

 

La guerra de la cosmética tiene un nuevo actor en el mercado español. La compañía italiana SkinLabo, fundada en 2016, acaba de desembarcar en el país con el lanzamiento de su plataforma de ecommerce. En su primer ejercicio completo en España, la empresa prevé alcanzar una facturación de 1,5 millones de euros, según ha explicado Angelo Muratore, consejero delegado y cofundador de SkinLabo, a Modaes.es.

 

La empresa opera únicamente a través del canal online y España es el primer país en el que está presente fuera de su mercado local, Italia. Allí, la empresa facturará dos millones de euros este año.

 

Los próximos pasos de SkinLabo pasan por aterrizar en Alemania a finales de noviembre y en Francia, Bélgica, Holanda y Reino Unido en 2020. Esta expansión internacional forma parte del plan estratégico con el que la empresa de cara a 2023, cuando prevé alcanzar una facturación de treinta millones de euros con presencia en siete países y dos millones de clientes activos.

 

SkinLabo está especializada en cosmética de la piel a un precio medio. Su categoría estrella es la antiedad, por lo que su público objetivo son mujeres de entre 35 años y 65 años. En España, la empresa competirá con otros pure players como Freshly Cosmetics, que acaba de dar el salto al retail con una apertura en Barcelona.

 

 

 

 

SkinLabo está impulsada por Angelo Muratore, que antes de emprender fue gerente de márketing en Fiat Chrysler Automobiles hasta 2009. Desde 2013, el ejecutivo ha sido también presidente de la plataforma de ecommerce B2B Brandstribution y presidente del consejo de administración Fontana Couture.

 

La empresa, con sede en Turín, está respaldada en total por un grupo de cincuenta inversores, entre ellos la red de business angels Club degli Investitori. Desde su fundación, la compañía ha levantado cuatro millones de euros y ahora prepara una nueva ronda de 1,7 millones de euros que espera cerrar en los próximos meses.

 

“Vimos que había un enorme espacio en el mercado para llevar la revolución del fast fashion a la cosmética: productos premium a un precio muy asequible”, explica Muratore a Modaes.es, que pone como ejemplos la estadounidense Glossier o la española Freshly Cosmetics.

 

La empresa realiza toda su producción en Italia, lo que permite que el tiempo desde que se plantea un producto hasta que llega a las tiendas es de apenas dos meses. A medio plazo, SkinLabo no descarta entrar en otras categorías como suplementos cosméticos, maquillaje y, a medio plazo, perfume.