Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

Estée Lauder estudia la compra de Tom Ford

El gigante estadounidense de la cosmética se encuentra en negociaciones para compara la firma de moda de lujo Tom Ford a través de una operación valorada en 3.000 millones de dólares, lo que supondría su mayor adquisición hasta el momento.

Estée Lauder estudia la compra de Tom Ford
La compra de Tom Ford sería la mayor adquisición de la historia de Estée Lauder.

Modaes

2 ago 2022 - 10:55

Estée Lauder tantea la compra de Tom Ford. La empresa estadounidense de cosmética, que es licenciataria de la línea de perfumería de  Tom Ford, planea comprar la firma de moda de lujo a través de una operación valorada en 3.000 millones de dólares, según The Wall Street Journal.

 

El movimiento, inédito hasta ahora para la compañía, supondría seguir una estrategia similar a la que han seguido grupos como Puig, que han creado una cartera de marcas de moda de las que primero fueron licenciatarios. 

 

La marca Tom Ford nació en 2005 de la mano del diseñador estadounidense del mismo nombre, especializada en moda masculina. Desde entonces, la firma ha ido diversificando su oferta y, ahora, también cuenta con otras categorías de productos entre las que se encuentran fragancias y cosmética, licencias que ya se encuentran gestionadas por Estée Lauder. 

 

A principios de julio, el diseñador estadounidense se alió con Goldman Sachs para buscar un nuevo dueño para Tom Ford. Actualmente, el control de la empresa se encuentra en manos de su fundador, que posee más del 60% del capital.

 

Si finalmente Estée Lauder comprara Tom Ford, el grupo “otorgaría sus licencias de producción y comercialización de categorías como la ropa a otras compañías”, ha destacado el diario estadounidense. De momento, la categoría de óptica se encuentra gestionada por Marcolin.

 

 

 

 

Hasta ahora, Estée Lauder únicamente ha adquirido marcas especializadas en cosmética. En febrero, la empresa compró una participación minoritaria en la compañía británica para el cuidado de la piel Haeckels por un importe que no trascendió y, a mediados del año pasado, completó la compra del 76% de la canadiense Deciem, dueño de The Ordinary, por 2.000 millones de dólares.

 

Hasta entonces, la mayor adquisición de Estée Lauder había sido Too Faced, con la que se hizo en 2016 a través de una operación valorada en 1.450 millones de euros. La compra de Tom Ford sería la mayor adquisición de la historia de Estée Lauder, que en los últimos años también se ha hecho con la empresa de cosmética coreana Dr. Jart+ y Becca Cosmetics, entre otras compañías.

 

Estée Lauder cerró el ejercicio 2021 con unas ventas de 16.200 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 13% en su facturación. Además, la compañía también aumentó sus números negros, que pasaron de 680 millones de dólares en 2020 a 2.870 millones de dólares un año después.

 

En los nueve primeros meses de 2022, la empresa estadounidense de cosmética registró unos ingresos de 14.176 millones de dólares, un 15,4% más que lo registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.