Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Nov 201823:19

Quiero que Rajoy vista de Zara

David Cameron, primer ministro británico, ha confesado que viste pantalones de Marks&Spencer. Cameron lo aseguró en un encuentro con los representantes de la moda británica en el número diez de Downing Street, al que acudieron los diseñadores estadounidenses Tom Ford y Tommy Hilfiger, la fundadora de Net-a-porter y actual presidenta del British Fashion Council, Natalie Massenet, y el editor de la revista GQ en Reino Unido, Dylan Jones.

 

Para el encuentro, Cameron también hizo pública la patriótica selección de su atuendo: traje de Richard James, camisa de Charles Tyrwhitt y zapatos de Oliver Sweeney. Puro Made in Britain. El primer ministro explicó además lo desastre que es a la hora de comprar y de combinar, y que para todas estas labores tiene fe ciega en su esposa, que lo encierra en el probador y va pasándole prendas “como se le pasa comida a un prisionero”, tal y como él mismo relata.

 

La elección del vestuario del primer ministro británico no es anecdótica, como tampoco lo es manifestar delante de la prensa que viste de Marks&Spencer, ni mucho menos el gesto de ser el protagonista de una fashion party. “En lo que a mí respecta, la moda no es algo de más a más, no es un accesorio en la política económica británica: es una cuestión prioritaria para este Gobierno”, afirmó Cameron.

 

De hecho, el ejecutivo de Cameron presentó a finales de 2012 un plan para la relocalización de la industria textil en Reino Unido. El que fuera uno de los países impulsores de la deslocalización en las décadas de los setenta y ochenta, ahora es pionero en el regreso de los talleres textiles. La iniciativa, que todavía no tiene presupuesto, cuenta además con el apoyo de retailers líderes del país, como Coach y Marks&Spencer.

 

Si Mariano Rajoy se decidiera a vestir de Zara (gallego uno, gallegos los otros), quizás se animaría a tomar en serio una industria que tiene en España a empresas líderes, que cuenta con una larga trayectoria de actividad industrial y que va promocionando en el extranjero el Made in Spain como sello de buen precio, calidad y diseño.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...