Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201720:06

¡Que viva Paris Hilton!

Retomo mi blog para cotillear un poco. Y es que, aunque la información económica sea mi día a día, uno de mis momentos favoritos de la semana es el miércoles por la mañana, cuando en la redacción nos agolpamos ante la pantalla del ordenador para ver las portadas de la prensa rosa. Gracias a estos momentos sé quién es River Viiperi.

 

No presto demasiada atención a los nombres de las y los modelos (creo que me quedé en las top de los noventa), así que los únicos que conozco seguro son los que destacan por haber saltado fuera de las pasarelas. El español River Viiperi es, como sabréis la mayoría, novio de Paris Hilton. Sí, la pija multimillonaria más conocida por sus salidas nocturnas que por sus negocios.

 

Pues resulta que Paris Hilton está en Barcelona y ella misma se ha encargado de hacerlo público a través de su cuenta de Twitter. La estadounidense se ha desplazado a la ciudad para acompañar a su novio, uno de los modelos que forma parte del casting de 080 Barcelona Fashion. Gracias a esta celebrity, 080 Barcelona Fashion ha conseguido hacerse un poco más famosa.

 

Los costes de la contratación de River Viiperi corren a cargo de los organizadores de 080 Barcelona Fashion, pero no hay duda que su caché no cubre el impacto real de que se suba a la pasarela. Tal y como reconocen desde una de las empresas organizadoras del evento de la capital catalana, se ha apostado por Viiperi no sólo por su talento desfilando, sino también por la mujer con la que comparte su vida.

 

“Se ha contratado a Viiperi pensando en que cabía la posibilidad de que ella también viniera y ha sido así”, explican desde la organización. “No se le ha pagado nada a Paris Hilton”, añaden tajantemente.

 

No hay duda de que un movimiento de estas características es el mejor altavoz para un evento que aspira a llegar al público final y a promocionar la ciudad de Barcelona y a las empresas que en él participan. Si 080 Barcelona Fashion fuera la pasarela de París, Milán o, incluso, Nueva York, los más puristas pondrían el grito el cielo, ya que el objetivo de estos eventos es acercar las nuevas tendencias al público profesional (desde compradores hasta estilistas), y no a la gente de la calle.

 

Pero Barcelona no es París (y Madrid tampoco, no nos engañemos). El evento 080 Barcelona Fashion (sí, evento, que en mi opinión llamarlo pasarela únicamente ya no tiene sentido porque ahora es un evento que incluye una pasarela) busca un nuevo sentido y enfoque adaptándose a la nueva situación económica, a la nueva forma de consumir y la nueva realidad del negocio de la moda.

 

Desde Modaes.es creemos que el dinero público que se invierte en las pasarelas españolas debe tener un retorno económico y, por supuesto, hemos ejercido la crítica con el proyecto 080 Barcelona Fashion y con todos aquellos en los que intervienen las administraciones. Ahora creo que están comenzando a enfocarlo de un modo que podría llegar a resultar correcto. Y hablo en condicional porque, igual que ferias tan consolidadas como Bread & Butter, las pasarelas están buscando un nuevo modelo a fuerza de prueba y error. Lo importante es escuchar al mercado, ser conscientes de nuestra posición, de nuestra fortalezas y nuestras debilidades, y actuar.

 

Así que, ahora que el evento de moda de Barcelona ya no quiere ser un laboratorio de tendencias ni aspira a que los compradores de Bergdorf Goodman se sienten en primera fila de los desfiles y lo dice abiertamente, podemos estar contentos de que Mango o Desigual suban a la pasarela la ropa que ya tienen en las tiendas.

 

Y, pues eso, ¡que viva Paris Hilton y sus tuits sobre Barcelona!

...