Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Mar 201900:35

Mi ‘to do list’

Mi ‘to do list’

 

 

Me resisto bastante a utilizar anglicismos, pero hay algunos que ya se han convertido, casi sin querer, en parte de mi vocabulario diario. No sé por qué, pero igual que los titulares de las noticias suenan mejor en inglés que en castellano, hay expresiones que resultan más cómodas en la lengua de Shakespeare que en la de Cervantes. Seguramente coincidís conmigo en que una de ellas es to do’s.

 

En la redacción de Modaes.es trabajamos mucho con listas de to do’s, o cosas por hacer, vaya. Al inicio de la semana realizamos una gran lista común y, después, cada uno la aterriza a su trabajo particular con una lista diaria de la cual se van tachando los to do’s hechos, al tiempo que se añaden otros.

 

Me gustaría decir que termino 2018 con mi lista de to do’s totalmente tachada. ¿Os imagináis el placer? Los amantes del orden reconocerán esa sensación. Lejos de enfrentarme a una lista vacía, empiezo 2019 con una larga lista de cosas por hacer y gran parte de culpa la tiene una efeméride: Modaes.es cumple en 2019 diez años.

 

 

 

 

Algo parecido le pasa a la moda con su lista de to do’s. Como sabréis los que nos seguís habitualmente, en Modaes.es nos gusta ponerle nombre a los años. Si 2016 fue el año en que la moda se subió a una montaña rusa y 2017 el año en que la moda enamoró a los inversores, 2018 ha sido el año en que la moda agotó su modelo.

 

Cuando hace diez años comenzamos esta aventura, en ningún momento nos planteamos llegar a celebrar este aniversario. En estos diez ejercicios hemos sido testigos en primera persona de la transformación del negocio de la moda en todos los eslabones de la cadena de valor. Y eso, inevitablemente, deja un montón de to do’s. Aunque los cambios se han venido sucediendo a lo largo de los últimos años, en 2019 quedan todavía muchas cosas por hacer. Entre ellas, inventar un nuevo modelo.

 

Adaptar la red de tiendas, abrazar la tecnología, perseguir la sostenibilidad o ganar tamaño. Pero, sobre todo, recuperar al cliente. Y, en mi opinión, eso pasa necesariamente por restablecer el equilibro entre el trinomio precio-valor-marca. Durante los últimos años, la moda ha hecho malabarismos con los precios y eso ha distorsionado 
el valor de las cosas.

 

¿Cuánto vale un vaquero? Quien me conteste a esa pregunta le hago la ola. Si recurro a mi experiencia personal (algo que como periodista nunca debe hacerse, lo sé), en mi cabeza unos vaqueros valían, hace ya unos cuantos años, alrededor de 80 euros, lo que podían costarme unos Levi’s 501 básicos. Después, los vaqueros pasaron a valer menos de veinte euros, pues es el precio al que, de media, los vendía H&M. ¿Cuánto vale hoy un vaquero? No lo sé, sinceramente.

 

 

 

 

Imaginad que, en lugar de estar en la treintena (larga, lo confieso), hubiera pasado mi adolescencia en plena crisis, cuando la guerra de precios asoló a sectores como la moda. De ser así, mi percepción sería que las cosas (y especialmente la moda) no tienen un precio, porque siempre puedo esperar a que una marca aplique un descuento. Del mismo modo, hubiera aprendido que siempre puede haber una empresa que saque un producto más barato, así que ¿por qué pagar por algo que no tiene precio?

 

Resulta curioso, sin embargo, que hayamos aprendido a ponerle precio a algo tan intangible como las experiencias: salir a cenar, ver películas y series en casa o escuchar música de forma ilimitada. ¿Cuánto vale Netflix? Eso lo tenemos todos muy claro.

 

Recuperar el equilibrio entre precio-valor-marca pasa, necesariamente, por dar un precio a las cosas, pero, sobre todo, por darles un valor. Si somos capaces de dar valor a la comodidad de conectarnos a una plataforma para ver series en cualquier lugar, la moda debe conseguir que seamos capaces de dar valor a un producto tangible (como puede ser un jersey) ensalzado con un intangible (la marca).

 

Seguro que en estos doce meses que vienen por delante (que para Modaes.es son especialmente emocionantes) veremos cambiar muchas cosas en el negocio de la moda. Un dato para la esperanza: mi sobrina de catorce años le ha pedido este año a los Reyes Magos un bolso. “Y de marca, por favor”.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...