Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Oct 201703:54

Volver a intentarlo

Volver a intentarlo

 

La moda es el sector de las segundas oportunidades. De marcas que regresan  tras décadas fuera del radar, como Chanel, o Birkenstock o Chloé, a empresas que vuelven a intentarlo en mercados donde se vieron obligados a salir, como Tous en China, pasando por tendencias (oh, los chokers) que van y vuelven como un péndulo a lo largo de los años.

 

Esta semana, se han conocido dos noticias precisamente de segundos intentos: en un caso, porque el primero no salió bien; en otro, porque fue muy bien en el pasado y un nuevo inversor confía en aquello de “donde hubo fuego, cenizas quedan”. 

 

Mango ha emprendido la reconquista en Estados Unidos, donde el año pasado rompió su acuerdo con JC Penney y donde ahora retomará su ofensiva de la mano de Lord&Taylor.

 

Jordi Hidalgo, un empresario especializado en ingeniería civil, quiere resucitar Blanco por segunda vez bajo el nombre de New Blanco con 30 tiendas, animal print y el antiguo equipo de la cadena madrileña, que ya sabe lo que son las segundas oportunidades.

 

Otras compañías, como Caramelo, Hakei o Don Algodón (que el año pasado pasó a manos del grupo valenciano Secretos Textil) siguen esperando la suya.

 

Volver a intentarlo es difícil. Supone sacudirse el polvo, remangarse y volver a la batalla. Reconocer los errores y aprender de ellos, ser capaz de aprovechar lo bueno del primer intento pero actualizarlo (Mango regresa a Estados Unidos de nuevo con un gran almacén, sí, pero esta vez se vuelca en el canal online) y asumir que siempre se puede volver a fracasar.

 

Pero si hay un sector que puede conseguirlo es la moda, experta en comebacks y obligada por definición a reinventarse continuamente; un sector en el que, en realidad, cada día supone de algún modo volver a empezar.

...