Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201701:28

Torres más altas han caído

 

Cuando alguien habla de grupos que se han convertido en modelos de éxito, empresas como Apple, Amazon o Inditex vienen automáticamente a la cabeza. Buena evolución, líderes en su segmento de mercado y alabadas por todos los profesionales de su sector, se han convertido en gigantes casi implacables. No obstante, estos colosos también tropiezan en algunas ocasiones, y lo que hoy es blanco, mañana puede convertirse en negro.

 

Apple ha conquistado los escritorios de los ejecutivos más trendy con sus Macbooks, la forma de comunicarse de los millennials con sus iPhones, y los oídos de casi todo el planeta con sus iPods. No obstante, el gigante tecnológico, una de las empresas más valoradas del mundo, cerró el pasado 24 de septiembre su último trimestre, en el que su facturación (antaño esplendorosa) se contrajo por primera vez desde 2001. Entre julio y septiembre, las ventas del iPhone se desplomaron un 5%, las del iPad cayeron un 6% y las de los Macs se hundieron un 14%. Apple ha bajado del cielo en el que estaba y se ha topado de bruces con la realidad: el consumidor es tan caprichoso como promiscuo y no siempre lo tendrás a tu favor.

 

Otro coloso puesto en duda es Amazon, ese gigante llamado a desbancar a cualquier operador que vendiera cualquier tipo de producto en los próximos años. Amazon escaló hasta convertirse en la cuarta mayor compañía cotizada en Wall Street, pero pese al tamaño de su negocio y la influencia de su marca, al grupo le está costando más de la cuenta traducir la sólida expansión de sus ventas en beneficios y eso despista a los inversores. 

 

Así, el destino se muestra caprichoso para todos los gigantes que hoy están en la cresta de la ola y mañana, pueden caer en el olvido. Hace doce años, Nokia rompió el sector de la telefonía móvil con su 3310 y hoy ya nadie se acuerda de ellos más que con nostalgia.

 

En moda pasa exactamente lo mismo, con un agravante, y es que es un sector muy explotado, con mucha competencia y que debe innovar constantemente. Nadie se puede relajar, ni siquiera los actuales líderes del sector.

...