Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201712:52

La moda salta a la red

Renovarse o morir. Adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores o perderlos. Eso es lo que debe haber pensado Inditex, que hace dos semanas anunció el desembarco de Zara, su cadena estrella, en la red. La tienda online de Zara abrirá sus puertas en 2010, diez años después de que Mango, uno de sus principales rivales, abriera la suya.

La moda española está retrasada en la conquista de Internet. Llama la atención que Inditex, el líder mundial de la distribución de moda, sólo haya llevado a la red a Zara Home, su cadena de artículos para el hogar. Quizás es que, hasta ahora, ni Inditex ni sus competidores han necesitado este nuevo canal de distribución.

Pero lo cierto es que, en plena caída del consumo, las ventas a través de la red no dejan de crecer y deben convertirse en una asignatura obligatoria para cualquier cadena de moda. Nuevos clientes, posicionamiento de marca y comunicación más barata son algunos de los beneficios de la distribución a través de la red.

Los más beneficiados pueden ser los diseñadores independientes y las firmas de menor tamaño. Con una reducida inversión (equivalente únicamente a la puesta en marcha de la plataforma informática), las empresas pueden llegar a los compradores, esquivando los costosos alquileres y las reformas de los locales. La logística, eso sí, debe ser cuidada al extremo para atender a los clientes.

La red es el origen de una nueva generación de empresas, a caballo entre la tecnología y la moda. Se trata de compañías especializadas en la distribución de ropa y complementos de primeras marcas con importantes descuentos.

BuyVIP, desde Madrid, y Privalia, desde Barcelona, exportan su modelo de negocio al extranjero y registran crecimientos en plena crisis. Además, mientras los inversores han dado la espalda al sector de la moda, BuyVIP y Privalia consiguen fondos para seguir creciendo. ¿Será que el capital riesgo apuesta por la moda, pero sólo en Internet?

...