Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201701:54

Innovar no es una opción

 

Hace no tantos años, para saber lo relevante que era una empresa en el sector de la moda probablemente lo más fácil hubiera sido preguntarle a su directivo: ¿Usted dónde desfila? El producto era el centro de la estrategia y los diseñadores, las estrellas. Directores creativos como Marc Jacobs, John Galliano o Tom Ford protagonizaron una década, la de los noventa, donde sus nombres bastaban para disparar las ventas.

 

Desde la llegada del nuevo milenio, si un no iniciado deseaba conocer cuán exitosa era una compañía de moda, lo más acertado sería cuestionar: ¿Y usted cuántas tiendas tiene? La inyección de capital en el sector de la moda y el boom de nuevos modelos de negocio como el fast fashion transformó la moda de un negocio de producto a otro de distribución, donde lo importante era no lo qué vendías, sino cómo y dónde lo hacías llegar al público.

 

La irrupción de la tecnología y, en particular, del comercio electrónico, ha sofisticado todavía más la distribución y la gestión de las cadenas de valor, introduciendo nuevas preguntas como ¿cuál es su plazo de entrega online? o ¿cómo de omnicanal es su empresa?

 

Pero si algo tienen en común todas las etapas es que la innovación siempre ha estado en el centro del negocio. Cuando el producto era el rey, la historia de la moda la escribían las innovaciones de maquinaria textil. De la máquina de coser a la Shima Seiki, pasando por la máquina de vapor, definieron la evolución el sector durante la segunda mitad del siglo XVIII y todo el siglo XIX.

 

Ahora, con el retail en el centro de la estrategia, son las tecnologías de la distribución y de servicio al cliente las que giran la rueda del negocio de la moda. Entrega en dos horas, compra a través del móvil, chat en directo vía app e incluso la realidad virtual que la semana pasada puso en marcha Inditex en su cadena Massimo Dutti.

 

Innovar está en el corazón mismo de un negocio que vive de vender artículos caducos, de crear deseo de novedad cada vez más constantemente. La moda es inspiración, visión, sensibilidad, pero también ciencia, innovación, e ingeniería.

...