Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201701:19

El ejemplo de Josep Font y Perfumes y Diseño

Josep Font ha estado en la actualidad generalista estos últimos días por haber recibido el Premio Nacional de la Moda del Ministerio de Cultura. En Modaes.es no tenemos desde luego vocación de valorar la decisión del jurado: nuestra especialidad está en los números, y no en la vertiente artística y cultural de la moda.

 

Sin embargo, hemos de decir que, desde este desconocimiento, y teniendo en cuenta la trayectoria del diseñador catalán, a priori nos parece una decisión acertada. Josep Font ha sido uno de los pocos diseñadores españoles habituales en la pasarela prêt-à-porter de París, cuyos criterios de selección no pasa cualquiera. ¡Nuestra enhorabuena para el ganador!

 

Desde estas líneas queremos aprovechar la ocasión para ver la trayectoria de Josep Font desde otro prisma diferente, el empresarial.

 

Tras formarse en el Instituto Internacional Feli, Josep Font se estrenó en la Pasarela Cibeles en 1989. Dos años después puso en marcha una estructura empresarial, Gabriela, aún hoy propietaria de la marca que lleva su nombre. Abrió tiendas en Barcelona y Bilbao y viajó un año tras otro a París para presentar sus colecciones. Esta aventura concluyó para Josep Font en 2010, cuando el diseñador abandonó la empresa, aunque esta sigue su curso. 

 

En marzo de 2012, Font fichó como director creativo de Delpozo tras la compra de la marca por parte de Perfumes y Diseño. Se trata de un hito importante para el negocio de la moda en España, que rara vez desarrolla la envidiada relación que se produce en Italia entre industriales y diseñadores.

 

Hasta ahora, el matrimonio entre Font y Perfumes y Diseño parece ser verdaderamente exitoso, tanto en el reposicionamiento de la marca como en lo que respecta a su expansión internacional. Estas navidades las creaciones del diseñador para Delpozo podrán verse nada menos que en los escaparates de los grandes almacenes Bergdorf Goodman en la Quinta Avenida de Nueva York. 

 

Ojalá muchos otros diseñadores y muchas otras empresas industriales encuentren este encaje, por el que las dos partes resultan claros ganadores. El talento del diseñador ayuda a crear una marca fuerte y deseable y la estructura empresarial permite que el trabajo del creativo llegue al marcado.

...