Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201718:31

Dudas sobre la guerra de precios

A principios de 2009, cuando la crisis económica parecía tener un final próximo, empezó a hablarse de guerra de precios. Este fenómeno comenzó en la alimentación para trasladarse más tarde, como sucede en muchas tendencias comenzadas en la gran distribución, a la moda. Las principales cadenas españolas de distribución de moda no dudaron en apostar por ofrecer descuentos y promociones en sus tiendas, un movimiento que luego siguieron empresas de menor tamaño, desembocando así en una guerra por ofrecer la camiseta o el vaquero más barato.

 

Fernando Maudo, máximo responsable de la filial española de Vente Privee y directivo con experiencia en empresas como Inditex o El Corte Inglés, utilizó ayer en la presentación del Barómetro vente-privee.com-Modaes.es de Empresas de Moda en España una gráfica metáfora.

 

"Si te pica un mosquito, te rascas el brazo con fuerza. Te aliviará, y mucho, en ese momento, pero seguramente a la larga no es lo mejor podrías haber hecho".

 

Eso es precisamente lo que parece estar sucediendo en el sector de la moda. Uno de los datos que se desprende del barómetro (un estudio realizado a partir de encuentras a las 300 principales empresas de moda del país) es que el 61% de las compañías del sector sostiene que la guerra de precios es una estrategia útil para elevar las ventas. Sólo el 6% de ellas se atreve a decir lo contrario.

 

Sin embargo, estas mismas compañías que sostienen que la reducción de precios ayuda a elevar las ventas, creen también que puede ser un arma de doble filo. El 47% de las compañías considera que a largo plazo la guerra de precios será perjudicial para el sector. Solamente el 11% cree que este fenómeno terminará con la crisis.

 

Aunque el final de la crisis todavía se intuye lejano, los expertos y empresarios coinciden en que el consumidor no volverá a ser el mismo una vez remonte la situación. ¿Una mujer que se ha acostumbrado a buscar el 30% de descuento se resignará a no encontrarlo? Parece algo difícil.

 

Las compañías del sector deberán aprender a vivir con una nueva estructura, renunciando a parte del margen que tenían antes de que la crisis económica las forzara a reducir los precios. Seguramente no se pensó en ello y únicamente se buscó un parche para el corto plazo.

...