Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201723:25

El retail, un sector cada vez más concentrado

 

El crecimiento de las dimensiones de las empresas es un fenómeno que se ha acelerado a lo largo de este siglo y con especial intensidad desde el inicio de la crisis en 2008.

 

Las causas más importantes están relacionadas con la ampliación de los mercados por la liberalización de las transacciones internacionales y la mayor facilidad de intercambios comerciales, como ha sucedido en Europa con la implantación del Mercado Único Europeo y el advenimiento del euro.

 

Por otra parte, la globalización ha aumentado la posibilidad de acceder a una oferta mundial muy amplia, variada y a costes competitivos. Naturalmente, la apertura de mercados y la oferta global de productos implican un redimensionamiento de las empresas para aprovechar el mayor tamaño de los mercados, sean de consumo como de aprovisionamiento.

 

El retail en general tampoco ha sido ajeno a estos factores y se ha producido una tendencia hacia empresas de mayor tamaño y un aumento de la concentración comercial.

 

En el caso español, las empresas grandes que facturan más de 5 millones al año, es decir las no PYME, han aumentado su peso sobre el total ya que éste era del 42,6% de las ventas totales en 2008 y se ha situado en el 47,1% en 2014. Por el contrario las pequeñas y microempresas han retrocedido con intensidad, mientras las medianas empresas han mejorado ligeramente.

 

Si tenemos en cuenta el empleo, también las grandes son las que más han incrementado su peso, que superó el 31,2% en 2014 con un aumento de casi tres puntos porcentuales sobre 2008.   

 

El retail de moda en España

El comportamiento del retail de moda ha sido paralelo al general durante la crisis, es decir caída de las ventas y mayor concentración comercial. En efecto, si consideramos las 10 primeras empresas por sus ventas en el mercado español, nos encontramos que acumulaban el 40% del total de ventas en 2007, cifra que ha aumentado hasta el 57% con datos de 2015.

 

En este Top10 las empresas son casi las mismas entre ambas fechas lo que significa que estas han evolucionado de manera más favorable que la media del sector.

 

Al respecto, Inditex es un buen ejemplo: el grupo alcanzó unas ventas en España de 3.747 millones en 2007, cayendo posteriormente hasta un mínimo de 3.345 en 2013 (- 11% sobre 2007). La posterior recuperación ha permitido igualar el nivel inicial en 2015 y los datos del año en curso presagian que se llegará a los 4.000 millones.

 

Si consideramos los datos globales del retail de moda podemos observar que han seguido la misma tendencia aunque con resultados peores: un máximo en 2007, fuerte caída hasta 2013 (-23%) y posterior recuperación, aunque todavía no se ha alcanzado el nivel inicial de 2007 y nos encontramos un 20% por debajo del mismo.

 

Este comportamiento favorable de los Top10 se ha basado en que las cadenas han ganado cuota de mercado arrebatándola básicamente al detallista multimarca, de manera que ha habido un crecimiento de las cadenas paralelo al descenso del multimarca. Sin embargo, este reajuste de los canales durante la crisis parece que ha perdido velocidad por diversas causas: el multimarca parece que ha tocado fondo e incluso ha mejorado en 2015, también han entrado nuevos competidores, como el ecommerce, los outlets o las empresas de vestuario deportivo. En cuanto a las cadenas, parece que apuntan más a consolidar su presencia y mejorar sus márgenes que en expandirse en el mercado español.

 

Ello no quiere decir que no desembarquen nuevos competidores (Amazon, Uniqlo) o que otras cadenas (Primark) no prosigan su carrera en pos de lograr una mayor cuota de mercado que, a pesar de la actual recuperación del consumo, tendrán que arrebatar, décima a décima, a sus competidores. La batalla continua y la guerra será larga. 

...