Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201706:57

2018: un año más incierto

2018: un año más incierto

 

 

La economía española del año en curso ha alcanzado un crecimiento estimado del 3,1%, PIB

en términos reales sin inflación, algo más moderado que el de 2016 (3,3%) pero continuamos entre los países europeos más dinámicos.

 

Este crecimiento se ha basado en la demanda interna, consumo e inversión. En relación al consumo privado, que es el principal motor de la economía ya que representa casi el 60% del PIB, ha evolucionado positivamente en 2017 en base a la buena progresión del empleo (500.000 nuevos ocupados) aunque otros factores han tenido un comportamiento neutro o contractivo como son los precios de la energía al alza, la desaparición de los efectos de las rebajas fiscales o el incremento del IPC (1,9% en media anual). Así el aumento del consumo se estima en el 2,6% frente al 3% en 2016.

 

Otro factor favorable al consumo ha sido el financiero. La reducción del endeudamiento de las familias, las mayores facilidades crediticias al consumo y el descenso de la tasa de ahorro han apoyado las mayores disponibilidades para gastar.

 

 

Otoño complicado para la moda

El retail de moda ha tenido un año muy volátil, con meses excelentes y otros negativos. Sin embargo, octubre ha marcado un hito que condicionará el global del año. No se olvide que el último trimestre representa casi el 30% de las ventas anuales del comercio de la moda.

Según el Índice del Comercio de Moda de Acotex, la caída de ventas en Octubre ha llegado al 12%. Las causas son las altas temperaturas del mes que han frenado las compras invernales y la inestabilidad política en España y Cataluña, que se ha convertido en el segundo problema de los españoles según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

 

Actualmente el cierre del año parece muy incierto. En el aspecto positivo, se espera que el impulso del Black Friday y la alegría de la temporada de Navidad impulsen el consumo, aunque el retail ya ha iniciado una campaña de ofertas, precios bajos y rebajas, que pueden llevar a mayores ventas físicas pero a menores ingresos monetarios. Si las ventas en noviembre y diciembre se comportan como el año anterior cerraremos con un crecimiento cercano a cero sobre el conjunto de 2016.

 

Previsiones para 2018

El próximo año se presenta desde el punto de vista económico como una continuación de 2017 aunque el crecimiento de las principales variables será algo más contenido. Así la previsión del PIB se enmarca entre el 2,5 y 2,7%. También bajará ligeramente la creación de empleo y se moderará el consumo.

 

El entorno internacional será más favorable atendiendo al mayor crecimiento esperado en la Unión Europea, nuestro principal mercado, y en los países emergentes, además de la continuación de la situación positiva en los Estados Unidos, con lo que las exportaciones mejorarán. En el ámbito internacional parece que las tensiones políticas se van suavizando aunque queda la incógnita del desarrollo de las negociaciones del Brexit que han de cerrase en este año.

 

Lo más incierto en estos momentos es la situación política en España y Cataluña, aunque es difícil establecer sus efectos que variaran según la intensidad y duración de la crisis. Esperemos que se solucione este problema y evitar así repercusiones a más largo plazo que siempre son muy complejas de revertir.

 

En el campo del retail de moda es evidente que las ventas estarán más competidas, no sólo por el comportamiento del consumo, más incierto y volátil, sino también por la mayor oferta comercial que se ha ido acumulando en esta fase de recuperación de la crisis. La lucha por el cliente está asegurada, con lo que las empresas habrán de explotar al máximo sus capacidades para hacer frente a este complejo entorno.

...